Cocodrilos, sinónimo de ecoturismo en la Costa de Oaxaca | Dónde Ir

Cocodrilos, sinónimo de ecoturismo en la Costa de Oaxaca

De acuerdo con conservadores de cocodrilos, los ataques que se han registrado es específicamente a turistas, porque los nativos, hasta se bañan junto a los reptiles y no les hacen nada

Comité Hombre Cocodrilo

En mayo del año pasado, se formó el Comité Hombre Cocodrilo, sin embargo, no se le dio seguimiento debido al fallecimiento del presidente de ese organismo y se perdió la comunicación, además con otra organización denominada Cocodrilos sin Fronteras; actualmente la Red de Humedales y otras organizaciones se muestran interesados en retomar las acciones que se pretendían realizar.

Matanza de cocodrilos por coraje

Sobre la matanza de cocodrilos realizada hace unos meses en las inmediaciones de Pinotepa Nacional después de la muerte de un niño; para Don Agustín, experto en cocodrilos, “después de que un cocodrilo se jala un niño, es común que la gente se altere porque se pierde una vida, a pesar de que los animales son seres vivientes, pero como nadie aboga por ellos, pasó lo sucedido y nadie se puede meter”.

Hace unos años, en el 2006, en la comunidad de Corralero mataron 36 ejemplares de cocodrilos después de que fuera atacada una persona en esa zona; en el mes de enero, en la comunidad de El Ciruelo, en la Playa Agua Blanca de Pinotepa Nacional, al menos una treintena de la especie fue aniquilada por pobladores y familiares del niño que fue arrastrado por uno de los ejemplares.

Cabe mencionar que son al menos nueve municipios oaxaqueños que tienen presencia de cocodrilos desde Tapextla hasta Huamelula; Colotepec, Tiltepec, Pinotepa Nacional, Pochutla, Huatulco, Tututepecy Santiago Tapextla, entre otros.

Cocodrilo viajero, aprovecha inundación para desplazarse

Es conocido por expertos en cocodrilos que durante la temporada de huracanes y ciclones tropicales, los cocodrilos salen de su hábitat en las diferentes regiones costeras del estado y se desplazan con gran facilidad a otros cuerpos de agua.

Debido a la cantidad de agua en los ríos, arroyos y lagunas, los cocodrilos se pueden dispersar a espacios de terrenos que se ocupan para la práctica de la ganadería y agricultura; así como a poblaciones humanas, cerca de viviendas, caseríos o lugares cercanos a espacios naturales que presentan inundaciones.
Los reptiles aprovechan para desplazarse de manera natural y es ocurrente algunos ataques a las personas, con animales domésticos, ganado, entre otros.

Debe ser Protección Civil y personal de los ayuntamientos; así como otras dependencias federales como Semarnat y Profepa que tienen que estar alertadas para que implementen operativos de vigilancia en las diversas comunidades de la Costa; principalmente en donde se detecte mayor presencia de cocodrilos.

Durante las temporadas de huracanes y ciclones, las lagunas que han tenido mayor presencia y que los ejemplares han podido emigrar son las localidades de Zapotengo en San Pedro Pochutla; Collantes en Pinotepa Nacional; Chicometepec en Santa María Huatzolotitlán; Ventanilla en Santa María Colotepec y Ventanilla en Santa María Tonameca; así como San Pedro Mixtepec.

Las recomendaciones en caso de observar un cocodrilo cerca o dentro de la localidad, es no molestarlo (no arrojarle palos o piedras), no alimentarlo y no tratar de manipularlo sin la capacitación adecuada, además de dar aviso a las autoridades.

Cocodrilo: cultura y tradición

Como tradición y cultura en algunos pueblos del Istmo de Tehuantepec, particularmente en San Pedro Huamelula; con el fin de traer la abundancia a la población que dirige; el alcalde del pueblo se casa, año con año con una lagarta.

El pueblo de San Pedro Huamelula celebra tal tradición desde hace varios siglos; en donde el presidente municipal contrae nupcias con el réptil.

Antes de la ceremonia, la novia cocodrilo es vestida de blanco y desfila por toda la población; al contraer nupcias se representa la unión del pueblo. La ceremonia simboliza la unión de dos grupos indígenas; los chontales y los huaves o mareños.

Hace varios siglos, durante la época prehispánica, éstas dos poblaciones indígenas vivieron en conflicto; cuando los huaves llegaron a la tierra donde vivían los chontales o mareños como también se les conoce.

Dicho conflicto terminó cuando los hijos de los reyes de cada población se enamoraron y casaron; de acuerdo a ésta leyenda, el alcalde representa al príncipe, al hijo del rey chontal y el cocodrilo réptil es la princesa mareña del pueblo huave.

La ceremonia es acompañada con algarabía, mucha música y bailes, lo más representativo es el baile realizado entre los novios, el réptil y el presidente municipal.

Últimamente, la boda forma parte de las festividades del pueblo en honor a San Pedro, santo patrono de Huamelula.

Cocodrilo: explotación, conservación y sustentabilidad

En otras comunidades, los pobladores logran la convivencia con los cocodrilos y aprovechan la explotación de la especie con proyectos ecoturísticos y vivir de ellos de manera sustentable.

En la Costa oaxaqueña existen varias comunidades en las que existen grupos de personas que aprovechan de manera sustentable la explotación de la especie de cocodrilos.

Existen comunidades como Zapotengo, La Ventanilla en Tonameca y Ventanilla en Colotepec; así como comunidades en Pinotepa Nacional, Tututepec y otras como en Barra de Navidad que aprovechan de manera sustentable con una asociación ecoturística que preserva la especie.

En Barra de Navidad, perteneciente a Santa María Colotepec se encuentra la Cooperativa Protección a los Ecosistemas de Barra de Navidad que se encarga de proteger a los cocodrilos y la conservación de la flora y la fauna con la que cuentan.

Con la asociación cimentada por varios años, han logrado proteger a los cocodrilos radicados en dos lagunas con las que cuentan; Ventanilla Los Naranjos y Palma Sola que cuentan con un hábitat natural de los cocodrilos y santuario de anidación de aves.

Censan anidaciones de cocodrilos

Uno de los integrantes de la Cooperativa, Crescenciano Salvador Arrellanes informó que actualmente, un biólogo se encarga de censar los nidos de cocodrilos, hasta ahora llevamos más de 20 nidos de cocodrilos y sabemos cuántos huevos fértiles tenemos registrados”, explicó.

De acuerdo a Crescenciano, para el próximo 20 de mayo tendrán puesta la liberación de las crías de lagarto que están eclosionando o en su caso podrán apoyar a las crías en su nacimiento.

“Si en tres días de la fecha estipulada no eclosionan, nosotros tenemos que escarbar las anidaciones para poder liberar esos animalitos que están atrasados en eclosión”.

Hasta ahora, los integrantes de la cooperativa han censado al menos 80 cocodrilos adultos que se encuentran en las lagunas; más otros ejemplares que radican en el río que no han podido contarlos.

Los conservadores del ambiente cuentan con una población de más de 200 ejemplares de la especie Morelet o cocodrilo mexicano (Crocodylusmoreletii) es una especie de cocodrilo de pequeño tamaño.

Personas atacadas por falta de conocimiento

Crescenciano Salvador Arrellanes informó que hay ataques de cocodrilos en la zona; “sobre todo en la Boca Barra es donde han ocurrido porque el turismo entra con sus mascotas, por ejemplo un perro y el lagarto va sobre el perro y ellos quieren defender a su mascota y ya los atacan a ellos también, pero la verdad acá, la gente de la comunidad casi se ha bañado junto con los cocodrilos”, expresó.

“Nosotros nacimos aquí, conocemos a esos animales y no es posible que se den esos ataques porque nosotros hemos vivido allí y nadamos con ellos y no nos han atacado a nosotros, siempre a otras personas”, continuó.

Las personas que han sido atacadas por los cocodrilos no piden información sobre cómo comportarse; la Cooperativa Protección a los Ecosistemas de Barra de Navidad cuenta con un módulo de información turística; sin embargo, muchas personas continúan su camino al río sin conocimiento del lugar.

“Muchos se van a canales en donde se encuentran más ejemplares de cocodrilos, los que más han atacado, porque los tenemos ubicados, pero la gente pues no entiende y se va sin información hasta la Boca Barra”, informó.

Cabe mencionar que los integrantes de la Cooperativa han tenido capacitación sobre el manejo de cocodrilos y su aprovechamiento en diferentes lugares como en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez en la Reserva Ecológica del Zoológico Manuel Álvarez del Toro (ZOOMAT) y de la Red de Humedales, entre otras dependencias.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password