Piden a la Virgen de Juquila una sociedad más justa | Dónde Ir

Piden a la Virgen de Juquila una sociedad más justa

Cientos de fieles arribaron para conmemorar la coronación de la Virgen de Juquila; al santuario llegaron expresando su fe y sus necesidades

Una sociedad más justa, más humana y más fraterna, fue la petición que hicieron cientos de creyentes y la grey católica quienes se reunieron en la comunidad chatina para conmemorar el IV aniversario de la coronación pontificia de la Virgen de Juquila.

El templo localizado en esta comunidad montañosa se vio abrazado por cientos de creyentes marianos, quienes desde temprana hora llegaron a honrar a la imagen religiosa a la que le adjudican milagros valiosos en salud, bienes y amor.

Al día, a este santuario católico acuden decenas de peregrinaciones en diversas modalidades, turistas que toman la ruta de la Costa oaxaqueña e incluyen esta parada, así como el arribo de pobladores de comunidades vecinas.

Durante esta la celebración de este lunes se recordó la coronación pontificia, llevada a cabo en 2014. En este acto religioso el arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, Pedro Vásquez Villalobos, ofició la misa de las 12:00 horas en compañía de sacerdotes y diáconos.
Frente a hombres y mujeres llenos de fe, les pidió ver a la inmaculada como la intercesión entre la gente con Jesucristo y Dios.

En su mensaje, el Arzobispo conminó a los asistentes a comprometerse por heredar a las nuevas generaciones un pueblo donde se viva en armonía y felicidad.

“Nos toca a todos. Corramos al tentador, expulsemos al demonio de las personas, familias, barrios, comunidades y ciudades”, dijo.
Lo anterior lo recomendó ante actos que se dan dentro de la sociedad y que atentan contra la vida de las personas.

Un día de fiesta

La celebración litúrgica principal se llevó a cabo en la explanada principal del templo donde hermosas flores adornaron el altar de la virgen, cuya imagen salió estuvo cerca de los creyentes.

Mujeres y hombres alzaban ansiosos sus manos para tocar el nicho donde se guarda el bulto, ataviado con un vestido de tono azul con dorado, un mundo en sus pies y con la imagen de una víbora, en señal de vencer al mal.

Durante la misa, monseñor Vásquez Villalobos, reflexionó y pidió a la sociedad no caer en la tentación y los invitó a buscar la gracia divina de Dios. Pidió a los fieles tener mucha fe y valerse de la oración para acercarse a la luz.

Para el purpurado, María está cuidando a la iglesia, a los discípulos de su hijo, y a todos los creyentes en su amor de madre, a quien los católicos le pueden pedir protección, así como externarle todas sus necesidades.

Mientras los fieles escuchaban el mensaje del arzobispo, rostros felices, otros con llanto en los ojos y algunos pidiendo perdón estaban postrados frente a la imagen que se ubicaba al lado derecho del altar.

A los creyentes, Pedro Vásquez pidió comunicarse con la virgen no solo en el santuario mariano sino convertir a su familia en un santuario de fe, de creencia y de ayuda mutua.

“Hagamos que Oaxaca ame mucho a Dios y a la madre de Dios para que podamos vivir como hermanos fraternamente y en paz”, dijo el arzobispo en medio de esta devoción a la virgen de Juquila.

Así, en medio de la inundación de fe y de amor a la imagen religiosa, se llevó a cabo esta conmemoración que se dio hace 4 años atrás por indicación del Papa, después de considerar que el santuario oaxaqueño es uno de los tres más importantes de México.

Las corporaciones policiacas y de auxilio reportaron que sin incidentes se dio esta celebración que aglutinó a cientos de personas en el centro de Santa Catarina Juquila.

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password