Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

Achiutla, cuna de la cultura mixteca

Conocida también como el oráculo de Mesoamérica, Achiutla pide ser reconocida entre la Ruta Dominica del estado

San Miguel Achiutla o la ciudad del fuego, (Ñuu, Ndecu) en lengua mixteca, es un municipio ubicado en la región de la Mixteca que tiene grandes tesoros, desde sus zonas arqueológicas, el oráculo, ojos de agua y un exconvento dominico del siglo XVI, hasta lo intangible en la voz de sus pobladores que conservan mediante la tradición oral, los grandes mitos de la cultura Ñuu Dzaui.

Al llegar al municipio en la entrada está un letrero que dice “Bienvenidos a San Miguel Achiutla, cuna de la cultura mixteca” y a su lado izquierdo, en una loma permanecen en pie los vestigios de la primera construcción de un templo católico, así como el panteón del municipio, y del lado derecho sobre otra loma está el exconvento dominico del siglo XVI, mismo que ha sido restaurado en varias partes de su interior y en otras han realizado intervenciones peculiares.

EL ORIGEN

En esta zona de la Mixteca Alta, rodeada por montañas y por una gran historia y un monumento colonial, está el señor Alfonso Ortiz Montes, encargado del exconvento del siglo XVI, quien ha fungido como gestor y es un autodidacta de la cultura mixteca y su historia. Él comenta cómo logró conocer a profundidad la historia de Achiutla y también comparte los datos heredados de sus antepasados.

El señor Alfonso dijo que su abuelo —quien vivió 105 años— le compartió las leyendas que sus ancestros le heredaron, “el primer señor se llamó Nucano, que fue unos de los primeros pobladores. Hay muchas leyendas y una de ellas dice que en Achiutla nació el primer hombre y en otras que fue en Apoala, pero lo que sí concuerdan es que aquí la tribu tenía el don de la clarividencia y también que en la zona donde está el pueblo actualmente había una laguna que brillaba por el atardecer por las pepitas de oro y plata que reflejaban los rayos del sol”.

También explicó el desarrollo de los señoríos que se establecieron en el área de la Mixteca Alta, la parte más montañosa y elevada de Ñuu Dzaui. “En la Época Prehispánica se establecieron los señoríos de Ñuu Tnoo (Tilantongo), Chiyo Cahnu (Teozacualco), Ñuu Ndecu (Achiutla), Ndisi Nuu (Tlaxiaco) y Ñuu Ndaya (Chalcatongo), siendo de relevancia Achiutla por el oráculo que era visitado por reyes y figuras de poder de diferentes grupos.

Por lo que podría ser uno de los factores de que los colonizadores llegaran a estas zonas, a través de la orden Dominica que se estableció en la zona, la cual era rica en metales preciosos, grana, pieles, textiles como seda y otros recursos.

LAS DOS IGLESIAS

Don Alfonso Ortiz explicó cómo construyeron sobre la principal pirámide el convento, el cual fue construido con piedras fósiles, que se pueden ver en las paredes del templo y del área del convento, así como en la zona de la primera edificación que es un templo que se construyó en 1528, la cual era la Ermita y la historia señala que Fray Benito Hernández vivió en este lugar.

“Se puede ver que el templo está en el tercer y cuarto nivel, en donde estaba la casa del sumo sacerdote Dzahuindanda, que fue el último de esta región, entonces cuando llegó la Conquista se construyó un nuevo sistema con muros y techos y en 1528 llegó Fray Benito Hernández, quien empezó a construir el primer templo, mismo que está enfrente de donde estaba la pirámide principal, en la que en 1540 comenzaron la construcción del convento que fue auspiciado por los reyes de Austria”, señaló don Alfonso.

Es visible que los escalones de la pirámide, la cual podría ser del Clásico, sirven como basamento del convento y el templo principal, que fue edificado en honor a San Miguel Arcángel, también se observan a los costados terrazas y plataformas que podrían haber sido parte de los asentamientos del pueblo de los mixtecos y sus cultivos.

Posteriormente, durante la colonización la laguna fue desecada, se explotó la extracción de minerales y se utilizaron las tierras para cultivar trigo y otros granos.

ACHIUTLA, EL ORÁCULO DE MESOAMÉRICA

Don Alfonso comentó que frente al convento hay una montaña que fue de suma relevancia durante la Época Prehispánica, ya que fue considerado el oráculo de Mesoamérica “venían en peregrinación reyes desde Perú para saber el destino de sus pueblos, el adoratorio principal de los mixtecos es un basamento piramidal en forma de pentágono en donde se consultaba al señor de Achiutla”.

“Hay tres oráculos el de Delfos en Grecia, el de Amón en África y el de Achiutla, por eso somos un punto importante en Mesoamérica”, en este lugar estaba el Envoltorio Sagrado que se llamaba Corazón del Pueblo. El cual era una piedra de jade, que tenía forma de una serpiente y un ave, posiblemente fue la advocación de Quetzalcóatl y algunos textos antiguos señalan que fue destruida por Fray Benito, quien también introdujo el cultivo de moreras y gusanos de seda, por lo que Achiutla durante la Colonia fue productor de seda fina.

En la cosmovisión mesoamericana el hombre estaba hecho de maíz, de polvo de los huesos de los antiguos y la sangre de los dioses y su corazón era de jade, quizá en esta mitología radicó la fuerza del Corazón del Pueblo de Achiutla, al cual le rindieron homenaje y se le realizaban peregrinaciones para ir al oráculo.

LA FALTA DE DIFUSIÓN

Don Alfonso —al igual que las autoridades de San Miguel Achiutla— externaron que no existe difusión de su exconvento, “la carretera se construyó hace apenas 12 años y el exconvento sirvió para realizar fiestas privadas en el sexenio de Ulises Ruiz”.

Aunque el exconvento está en la zona de la Mixteca Alta en donde está la zona turística denominada Ruta Dominica, este templo del siglo XVI no está dentro de la difusión turística en el estado, por lo que piden a las autoridades correspondientes que se difunda este espacio que tiene zonas arqueológicas, vestigios de una Ermita y un exconvento dominico que ya fue restaurado.

Además de tener un manejo forestal correcto, ya que desde hace más de 30 años comenzaron con la reforestación de sus cerros.

You don't have permission to register