Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

El último día de Jesús se recuerda en las Siete Casas

La visita a las 7 Casas, realizada el Jueves Santo, es un acto devocional de la feligresía católica que año con año reúne a miles de personas en templos de la capital y del interior del estado.

La visita a las 7 Casas, realizada el Jueves Santo, es un acto devocional de la feligresía católica que año con año reúne a miles de personas en templos de la capital y del interior del estado.

La historia de este encuentro católico es contada por el párroco del templo de la Virgen de Felícitas y Perpetuas, Guadalupe Barragán Oliva, quien recuerda que ese día es la víspera de la pasión y muerte de Jesucristo y en cada templo se elabora un monumento solemne, como parte de la Semana Santa.

“La devoción es ir a visitar las creaciones de los integrantes de los templos y parroquias y acompañar a Jesús a recrear el recorrido del Monte de los Olivos a la casa de Pilato, Herodes, en donde lo golpean y como fieles se acompaña su sufrimiento hasta el Monte Calvario”, detalla.

La misión es adorar a Cristo en la Eucaristía. Nos remontamos al año 1600 cuando se hacía la representación como una forma de evangelizar, a través de la palabra y un diálogo directo.

El encargado de comunicación social de la Arquidiócesis de Antequera–Oaxaca menciona que ese sentido de devoción debe permanecer. Desde hace 10 años, dice, se ha fortalecido el Plan Diocesano y la iniciación cristiana para preservar los sacramentos como parte de un proceso de reconstrucción de la relación entre la Iglesia y la sociedad.

Barragán Oliva expone que el Jueves Santo es uno de los días fuertes de la Semana Santa, pues se trata de una de las tradiciones más arraigadas de Oaxaca, al conmemorarse los siete recorridos que hizo Jesús en su pasión antes de morir.

Pero también se asume como un acto de desagravio en el que se pide perdón a Dios por traicionar y entregar a Jesús a las autoridades de aquélla época y con devoción los fieles intentan acompañar de manera espiritual a Cristo durante su trayecto desde el cenáculo con sus apóstoles hasta su crucifixión.

Los templos más visitados de la capital son la Basílica de la Virgen de la Soledad, Santo Domingo de Guzmán, Jalatlaco, El Carmen Bajo, El Carmen Alto, San Francisco, Nuestra Señora de las Nieves, San Felipe Neri, La Compañía de Jesús, La Merced, Sangre de Cristo y Guadalupe.

El Recorrido
La visita de las siete casas es una de las tradiciones de Semana Santa más arraigadas entre los fieles católicos de Oaxaca, pues recuerda el trayecto y sacrificio de Jesús, desde el lugar de la Última Cena hasta el Monte Calvario, donde fue crucificado.

En la capital del estado, por la tarde se puede observar el peregrinar por templos, catedral, basílicas, capillas y parroquias, a cientos de personas que acuden a ser partícipes de la celebración.

La tradición consiste en visitar siete templos o iglesias y hacer un momento de oración en cada uno de ellos.
En la primera visita o estación se recuerda que el Jueves Santo por la noche, en la Última Cena, Jesús lavó los pies a sus apóstoles, cenó con ellos y se dirigió a orar al huerto de Getsemanía o Monte de los Olivos, antes de ser entregado a las autoridades.

En la segunda visita al templo se rememora el pasaje bíblico desde el huerto, donde Jesús fue preso cuando Judas lo entregó a los soldados, hasta la casa de Anás, suegro del sumo sacerdote Caifás.

En el tercer templo se recuerda la tercera estación en la que Jesús fue interrogado por Anás, quien lo llevó con Caifás, mismo que opinó que Jesús muriera para salvar al pueblo.

En la cuarta visita a la iglesia o templo se recuerda cuando Caifás llevó a Cristo a casa del representante del César, Poncio Pilato, acusado por los judíos.

Mientras que el trayecto de la casa de Pilato al palacio del rey Herodes representa la quinta estación o visita a una iglesia o templo para recordar la forma en que el gobernador se liberó de la responsabilidad de juzgar a Jesús.

Sin embargo, Herodes no aceptó esa obligación y regresó a Jesús a casa de Pilato, donde fue azotado e investido con una corona de espinas y condenado a muerte.

La última visita o estación recuerda a los católicos el recorrido de Jesús de casa de Pilato al Monte Calvario, llevando a cuestas la cruz en la que fue crucificado.

Los fieles católicos dan cuenta de la tradición en Semana Santa y salen el Jueves Santo a recorrer los siete templos o iglesias para no olvidar a quien murió por la humanidad.

Leave a Reply:

You don't have permission to register