Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

Semana Santa, color y tradición en Oaxaca

En Viernes Santo se recuerda la celebración de la pasión y muerte de Cristo en el viacrucis.

El Domingo de Ramos cuando Jesús decide entrar a Jerusalén para entregar su vida por amor, inicia la Semana Santa. Lunes, Martes y Miércoles Santos son días de silencio para meditar los hechos suscitados y decidir por Jesucristo o Barrabás.

El Jueves Santo se centra en la institución de la eucaristía y del sacerdocio; evoca la ofrenda de la vida como alimento y guías capaces de entregarse por amor; el lavatorio de pies marca el estilo y compromiso de servir con amor y humildad.

En Viernes Santo se recuerda la celebración de la pasión y muerte de Cristo en el viacrucis.

Se celebran las tres caídas o las siete palabras, la Procesión del Silencio, el Rosario del Pésame o la Devoción al Santo Entierro. La Semana Santa culmina con la vigilia pascual y Domingo de Resurrección.

En ese marco, su celebración en Oaxaca merece mención especial por su sincretismo. Las fiestas y tradiciones de Semana Santa están llenas de arte y cultura, además de un gran significado religioso para sus habitantes y sus visitantes.

Durante esta temporada hay además manifestaciones artísticas que atraen a miles de visitantes a Oaxaca como la Expo Feria Artesanal de Barro Negro, la venta especial de alebrijes y de tapetes de lana en Teotitlán Del Valle que se exponen en el andador turístico Macedonio Alcalá.

Previo a la Semana Santa se celebra La Samaritana, el cuarto Viernes de Cuaresma, denominado así por un pasaje bíblico en el cual una mujer samaritana da agua a Jesús para calmar su sed.

El sexto viernes de Cuaresma, el Viernes de Dolores, es una tradición de gran devoción y un objeto de veneración especial pues se rinde culto a la madre de Dios, colocando un altar en el mejor lugar de las iglesias, casas u oficinas.

Los altares se preparan con anticipación desde la siembra del maíz en macetas de barro claro. Se trata de figuras de animalitos trabajados en arcilla porosa para que germinen los granos de chía con una singular coloración y con los que se adornan las gradas del altar.

Leave a Reply:

You don't have permission to register