Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

La artesanía de palma, una hermosa característica de la Mixteca de Oaxaca

Las artesanías de palma se malbaratan y a los tejedores no les queda de otra que aguantar, porque no hay otra forma de supervivencia

TEXTO: JOEL F. GÁLVEZ VIVAR
FOTOS: KAROL JOSEPH GÁLVEZ LÓPEZ

A temprana edad aprendí el oficio del tejido de la palma; comenzó como juego de distracción, el desprendiendo una a una del tronco, palmo a palmo, durante varias horas, ayudando, distrayendo, nos alcanzó la niñez, entre la adolescencia y la juventud, mis hermanos y yo. La actividad de tejer las artesanías de la palma no se olvida; al contrario, nos inspira a hacerlo con mayor fineza y pulcritud en el tejido de sombrero.

El noble oficio de elaborar diversas piezas de palma es, además de nobleza, una satisfacción, con un trozo de palma bajo los brazos se va tejiendo el tradicional sombrero anicero, de media palma, el cacaleño, el de alas anchas, el sombrero real; así como petates, tenates, sopladores, bolsas, mecates, entre una gama de artesanías que elaboramos los hombres del campo.

 

Los rurales no solo se entregaran a las labores de campo, sino que también inmiscuidos en este tipo de elaboración de artesanías que es el sustento en la vida cotidiana, es un mínimo ingreso familiar, la situación en la provincia mixteca, prevalece el olvido a los tejedores de la palma, empezando con la compra-venta de los artículos de palma, no mercado ni precio fijo para ello, mientras que la carestía, al precio de la canasta básica no se detiene.

REALIDAD DESOLADORA

En los pueblos y comunidades indígenas no circulaba dinero en efectivo, sino que se realizaba ‘el trueque’, debido a que si la familia necesita abastecerse para la comida, pues, llevaba a la tienda productos del tejido de la palma, ya sea sombreros, tenantes o petates según fuere el caso.

Las artesanías de palma carecen de mercados; no tienen precio fijo, la docena (12 sombreros) el intermediario apenas si lo paga a 50 pesos, cuando que el tejedor apenas si llega a tejer de seis a ocho piezas durante el día; lo que hace más cruda su situación económica; mientras que las personas mayores de edad, difícilmente elaboran de tres a cuatro piezas diarios, lo que los hace ser más pobres de entre los pobres.

 

Para la elaboración de finas artesanías, casi no se requiere tanta genialidad, sino que basta con empeñarse a realizar el tejido de manera uniforme, jalar parejo las palmas, darle una moldeada a tiempo, procurar que la palma esté fresca en el momento de realizar el trabajo, porque cuando está muy seca, se troza o revienta.

ARTE SABIO

Las sabias manos ya saben cómo hacer los surcados, las figuras o letras, se puede elaborar a ciegas, sin mirar, los dedos van calando una a una de las palmas, de par en par, hasta formarse a plenitud la copa del sombrero.

El jugueteo de los dedos entre las palmas, es costumbrista como pareciese divertido, cuando ya se tiene practica de toda la vida en este loable labor; a pesar de los años de aprender el oficio del tejido de la palma, no se olvida; por ello, durante el tiempo que se presenta, si no me dedico a leer, aprovecho para tejer unos que otros sombreros de anicero, para obtener unos centavos para el sustento personal, que apenas si alcanza para unas piezas de panecillos, refresco o para comprar un kilo de huevos.

Me siento altamente orgulloso, porque además de escribir, mis dedos también se incrustan al tiempo en el seno de la palma, aun elaboro sombreros, petates, tenates, y todo cuanto a las artesanías de palma se refiere, satisfecho de ser hombre del campo, esencia de mexicanidad.

You don't have permission to register