Noche de Rábanos, 120 años de historia | Fiestas y tradiciones

Noche de Rábanos, 120 años de historia

Cada 23 de diciembre, los hortelanos muestran sus obras de arte a través de las figuras de rábanos, flor inmortal y totomoxtle

El tradicional concurso de la Noche de Rábanos cumplirá este 23 de diciembre, 120 años de historia, donde los artesanos muestran sus obras de arte a través de las figuras de rábanos, flor inmortal y totomoxtle.

De acuerdo con los ciudadanos que han sido testigos de la evolución de esta festividad, el concurso nació como iniciativa de los comerciantes y hortelanos que vendían sus productos en el Zócalo y Alameda de León previo a la celebración de la Navidad y Año Nuevo.

Los comerciantes que provenían de la región de la Costa, comercializaban pescados secos, en tanto los hortelanos que tenían sus campos de cultivo en inmediaciones del Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca vendían rábanos, zanahorias, cebollitas, jitomates, cebollas, entre otros productos.

Para llamar la atención de los clientes, los hortelanos competían entre ellos con espectaculares figuras que colocaban en sus puestos y fue así como las autoridades municipales que en aquel entonces encabezaba el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Francisco Vasconcelos, propuso ante el cabildo la exposición de la Noche de Rábanos el 23 de diciembre de 1897.

Ya en el siglo XX, esta actividad llamó la atención de los turistas por lo que se le agregó el concurso de la figura de Flor Inmortal, que fue afínales de los años 50, esta flor únicamente se siembra en los campos del municipio de San Antonino Castillo Velasco en Oaxaca, en tanto en el país solamente otros dos estados lo tienen como Colima y San Luis Potosí.

Miguel Ángel Chávez Romero, escritor e historiador de Oaxaca, señaló que desde 1973, con Alberto Canseco Pérez, lo invitó para apoyarlo a organizar la Noche de Rábanos; “lo ayudé con mucho gusto y en 1975 me nombran oficialmente como el responsable de organizar los siguientes concursos.

“Como los hortelanos sembraban sus propios rábanos, teníamos que invitarlos desde el mes de agosto para que estuvieran preparados, lo organicé durante 11 años y fuimos los responsables de agregar el concurso de la hoja de totomoxtle”.

Explicó que al ver las extraordinarias figuras que elaboraban los campesinos, en 1980 propuso agregar el totomoxtle, lo cual fue avalado por el entonces gobernador Pedro Vázquez Colmenares.

“El gobernador lo avaló e instruyó que en 1981 se hiciera por única ocasión la exhibición del totomoxtle, lo organizamos y estuvimos de acuerdo que fueran nada más 5 puestos de exhibición en ese año; en 1982 es cuando ya se inicia y se anexa formalmente el concurso del totomoxtle”, destacó Chávez Romero.

Recordó que ante el crecimiento de la ciudad de Oaxaca, los hortelanos vendieron sus campos de cultivo y para poder participar en la Noche de Rábanos, tenían que adquirir productos que provenían del estado de Puebla.

“En 1986, previo al concurso, denuncié la falta de apoyo por parte de las autoridades, los hortelanos ya no tenían tierras y compraban sus rábanos para poder concursar, esto no cayó bien en el gobierno y al siguiente año ya me excluyeron de la organización pero sirvió para que se habilitara un espacio donde hoy se siembra y se cosecha el rábano en el bosque de El Tequio”, apuntó el escritor.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password