En Oaxaca se preparan para vivir la Pasión | Fiestas y tradiciones

En Oaxaca se preparan para vivir la Pasión

Tras prepararse anímica y físicamente durante meses los participantes de la representación del camino a la cruz dicen estar listos para el gran día

¡Aguanta nazareno! ¡No tenemos todo el día, avanza nazareno!, gritan los soldados romanos a Jesús, mientras este arrastra su pesada cruz, antes del encuentro con su madre, la Virgen María.

Los gritos y el llanto de las mujeres que se aproximan no conmueven a los hombres quienes propinan golpes a los costados del mecías.

-Hijo mío, llora María, al lanzarse a su primogénito con un dolor desgarrador por ver el sufrimiento de Jesús.
“Déjala, es su madre”, se oye decir de un guardia, para permitirle el paso a la mujer, quien no controla el llanto y la súplica para que lo dejen libre.

Jesús fue condenado en tiempos de Poncio Pilato y junto con otros dos ladrones fue llevado a la cruz.

¿Por qué te lastiman tanto, hijo de mi alma?, se le alcanza decir para entrar a la escena donde llega la otra de las marías.

Así, con gran emoción y entrega fue como realizaron los últimos ensayos de la escenificación la pasión, muerte y resurrección de Cristo en la comunidad de Ánimas Trujano.

Experimenta Luis Ángel cambio radical

Luis Ángel Briones Sibaja, un joven de 29 años, cargará una cruz de entre 60 y 80 kilos durante un par de horas.

Desde hace seis meses recibió la invitación para encarnar este papel para el Viernes Santo 2018 y después de analizar la propuesta y todo lo que conlleva decidió participar.

Tuvo una preparación física y psicológica. “Es una gran oportunidad, no hay nada que se le pueda comparar. Incluye el cambiar la forma de vida, de pensar, de sentir. Son muchos sentimientos y hay que estar preparado para aguantar”, señaló.

El arquitecto de profesión, dejó su empleo de manera momentánea para dedicarse cien por ciento a su preparación para escenificar este viernes a partir de las 10:00 horas la pasión que vivió Jesús.

“Es un cambio de vida, es una transformación de 360 grados, ves las cosas de otra manera”, contó.

Luis Ángel tiene el apoyo de su esposa y su hija para esta representación en esta Semana Santa.

Daniela Lizeth, una joven de 18 años, representará a María, la madre de Jesús, un papel que logró después de buscar el papel desde hace un año.

Para hacer lo más real su participación, recuerda la muerte de su abuelita, hecho ocurrido hace unos días.

La joven está preparándose para ser estilista y tiene mucha fe en el buen papel que los jóvenes pueden dar a la sociedad.

Viven la Pasión en carne propia

Jesús Vidal tiene el cuerpo delgado, pero con una gran fuerza interna para soportar el dolor que le ocasionarán cientos de golpes en el cuerpo, mismos que recibirá durante su participación como Cristo en el viacrucis de Tlalixtac de Cabrera.

A sus 22 años, es recepcionista en una clínica particular, sin embargo, en este momento, el logro más importante para él, es haber logrado este personaje que estuvo buscando durante un año, con diversas participaciones en la iglesia.

“Salgo a correr, cargo un tronco de 40 kilos y la cruz que pesa 80 kilos”, dijo el joven que tiene un peso de 50 kilos aproximadamente, 30 menos de lo que tendrá que soportar en el hombro el próximo viernes.

En esta comunidad los golpes son reales; recibe más de 200 latigazos en diferentes partes del cuerpo, sumada las bofetadas que le propinan y demás vejaciones a las que está expuesto en el recorrido.

“Me preparé mentalmente para aceptar el dolor, el ardor y controlar las emociones para que no me gane lo fuerte que se puede sentir”, señaló.

No obstante, consideró que esto no es nada a lo que padeció Jesucristo cuando fue erróneamente juzgado y condenado a muerte.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password