Tangolunda, entre grandes construcciones | Dónde Ir

Tangolunda, entre grandes construcciones

Tangolunda, que en la lengua zapoteca significa Mujer Bonita, es una de las bahías más importante del destino turístico de Huatulco por sus propias características como el color y textura de su arena

Se puede conocer los diferentes tipos de árboles y toda su flora en el ecosistema con el que cuenta la playa Tangolunda; así como su fauna, todo es poner mucha atención

Entre dos hoteles de cinco estrellas y una zona de reserva de manglares, en la zona hotelera de éste destino turístico se encuentra enclavada una playa pública despoblada en el complejo turístico de Santa Cruz Huatulco; se trata de la playa Tangolunda, única por sus características en Bahías de Huatulco.

La playa pública que ha sido escenario de muchos eventos importantes como Música por la Tierra en varias ediciones, entre otros; se encuentra entre dos grandes hoteles, el Quinta Real y el Barceló; además de un campo de golf ubicado a un costado; sin embargo, y lo que la hace atractiva son sus manglares que tiene a su lado y deja ver el arenal frente a las aguas del Pacífico.

Es solamente una sección de playa que es abierta al público debido a la conservación de manglares que existe en el lugar; la mayor parte de la playa de Tangolunda es privado, los grandes hoteles cuentan con concesiones frente a sus instalaciones.

Mujer Bonita de color y textura

Tangolunda que en la lengua zapoteca significa “Mujer Bonita”, es una de las bahías más importante del destino turístico de Huatulco por sus propias características como el color y textura de su arena; además de sus aguas cristalinas de color verde esmeralda y que las olas del mar revientan en la orilla debido a la pendiente que se forma mientras el mar está llenando.

En Tangolunda se puede practicar deportes acuáticos como la natación por el tipo de oleaje.
La parte pública de la playa es visitada por locales, sobre todo de familias de Santa María Huatulco, Santa Cruz Huatulco y otras poblaciones; además de turistas nacionales y extranjeros que gusta de la naturaleza y de admirar dicha playa.

Comienza la naturaleza

La entrada a la playa pública de Tangolunda es entre los hoteles Quinta Real y Barceló; desde que penetra por un camino de terracería, comienza a disfrutar de la naturaleza; a unos cien metros se encuentra el estacionamiento público administrado por el Fondo Nacional para el Turismo (Fonatur).

En el estacionamiento se puede acampar, ya que cuenta con el espacio suficiente y la naturaleza entre árboles y manglares; además de baños y regaderas.

Si quieres acampar en Tangolunda, por tan solo 50 pesos por persona tienes derecho a baños y regaderas; además de un espacio para estacionamiento y tender tu casa de campaña.

Por estacionamiento, personal de Fonatur te cobra la módica cantidad de 10 pesos y cinco pesos el uso de baños; sin embargo, tienes la oportunidad de disfrutar del paisaje natural con la que cuenta.

Disfrutar y cuidar el paisaje

Puedes caminar entre la selva natural formada o entre los manglares, claro, siempre y cuidando de la naturaleza y sus ecosistemas que existen en el lugar.

Entre los humedales existe una variedad de vida silvestre, se puede ver aves, iguanas y un sinfín de reptiles; entre otros.

Se puede conocer los diferentes tipos de árboles y toda su flora en el ecosistema con el que cuenta la playa Tangolunda; así como su fauna, todo es poner mucha atención en los recorridos sobre los humedales que es sin duda alguna un pulmón natural que aún se cuida y preserva en Huatulco.

Después de los humedales, la arena blanca y suave

Para adentrarse a la playa de arena blanca y suave para poder disfrutar del mar, atraviesas un humedal compuesto por manglares y arboles tropicales, existe un puente de madera que lo hace ver atractivo hasta llegar a la arena.

A la entrada a la playa, bajo la sombra de unos árboles de huamuches; un puesto de tacos preparados por doña Julieta esperan e invitan a degustarlos, hay de chicharrón, de chorizo de huevo, de carne y todos van acompañados de frijoles, arroz y una buena salsa.

Convivencia con responsabilidad

A la playa pública siempre limpia puedes llevar comida y bebidas ya que no existen restaurantes en el lugar; sin embargo, antes de partir se debe recoger la basura que se origina; o bien, si no quieres hacer basura, puedes degustar esos tacos tentadores que ofrece doña Julieta, quien por años y todos los días se apuesta en el lugar que siempre mantiene limpio para ofrecerle a sus clientes, entre ellos a vendedores ambulantes que realizan sus recorridos de venta sobre la playa, a los clientes de los grandes hoteles y a los visitantes de la playa pública.

 

En el mar puedes bañarte con tranquilidad y responsabilidad entre las olas tranquilas; salvavidas de Bomberos se encuentran vigilando para apoyar cualquier eventualidad que pueda suceder.
En familia se puede disfrutar frente al mar y la brisa refrescante; hay prestadores de servicios que llegan y te ofrecen paseos náuticos o si prefieres caminar sobre la suave arena de Tangolunda durante el cálido sol del día.

En fin, Tangolunda es un destino de playa predilecto para un sinfín de turistas, sobre todo aprovechado por los locales.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password