Piden al Señor del Rayo prosperidad para San Martín Itunyoso, Oaxaca | Fiestas y tradiciones

Piden al Señor del Rayo prosperidad para San Martín Itunyoso, Oaxaca

El pasado miércoles, la comunidad acudió a la cueva del rayo para pedir buenas cosechas

Como es una tradición y parte de las costumbres y creencia de este pueblo triqui el pasado miércoles, pobladores acudieron a la cueva del rayo a pedir por la prosperidad de la comunidad.

Benigno Cruz Martínez, presidente municipal, dijo que es una tradición de respeto a este lugar donde cada año la comunidad se organiza, se comparte el ritual y se congrega al pueblo desde los más chicos y grandes para mantener viva esta tradición.

 

Indicó que uno de los compromisos de la autoridad es apoyar a que se realice esta festividad, aportar para sufragar algunos gastos de comidas para que los pobladores se sientan respaldados y animados en seguir con este ritual para pedir por la lluvia.

Cabe resaltar que para ir a la cueva por años se había prohibido la presencia de la mujer, hoy en día asisten algunas en especial jóvenes, quienes a lo lejos sólo miran esta actividad religiosa.

 

Emilio Martínez López, ex presidente municipal, dijo que es una experiencia única participar en esta actividad donde desde temprano las mujeres mayores o las tías grandes cómo se les dice preparan los alimentos, las tortillas y todo lo necesario para caminar más de una hora entre veredas y haciendo paradas en lugares donde los habitantes han colocado cruces para recuperar el aliento o beber un poco de agua, cerveza, tepache o aguardiente.

Afirmó que para esta petición a la lluvia se ofrece un chivo, el más grande, el más fuerte, el cual es adornado con papel china y otros detalles antes de ir a la iglesia, dar gracias y salir a caminar a la cueva para el sacrificio de animal al interior de esta cavidad rocosa.

Cabe señalar que la cueva no mide más de un metro y medio y de profundidad más de 4 metros donde no cabe más de 3 personas quienes son los que hacen el sacrificio mientras los demás acompañantes se quedan afuera al filo de la peña para rezar y cargar consigo veladoras que serán depositadas al interior o después de matar al chivo.

 

Emilio Martínez contó que luego del ritual que dura más de una hora los pobladores regresan al centro de la comunidad lanzado cohetes y avisando al pueblo que el cometido se ha logrado y se ha pedido una vez más al Señor del Rayo por una buena cosecha, paz y prosperidad.

Indicó que una vez llegando al pueblo se reúne en una casa particular para compartir el pan y la sal uno de los platillos populares es el caldo rojo de res acompañado con grandes tortillas de maíz amarillo, sal, chile y una cerveza para festejar esta tradición, además de música de cuerdas y la presencia de mujeres con su traje típico atendiendo a los invitados y la gente que fue al recorrido.

Esta fiesta del presiento al Señor del Rayo dura varias horas más donde poco a poco la gente regresa a sus casas y continua con su vida cotidiana.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password