Tlaxiaco vive su fiesta religiosa | Fiestas y tradiciones

Tlaxiaco vive su fiesta religiosa

La festividad a la santa patrona de la ciudad mixteca, la Virgen de la Asunción, reunió a miles de personas en diversas actividades

Con mucha fe, tequio y bondad en torno a la patrona de esta ciudad, se dio paso a lo más significativo de la fiesta religiosa de agosto.
Este fin de semana las campañas y cohetes llamaron a miles de feligreses a reunirse en la iglesia de la santísimas Virgen de la Asunción en el Centro de la cuidad para comenzar con la bendición de los carros alegóricos.

Este año no hubo mayordomo; sin embargo, la iglesia a través de su comité, organizó y asumió el cargo, además de la elaboración de un carro alegórico, uno más aportó la Casa de Cultura y dos carros alegóricos más salieron de la fe y unidad de las familias de este pueblo mixteco.
El padre Santiago Sánchez habló de la fe, de la bondad de la santísima Virgen y un año más de bendiciones al pueblo feligrés de Tlaxiaco.

Decenas de damas, diablitos, cohetes y bandas de música salieron de la iglesia para recibir la bendición del párroco, además para iniciar un recorrido tradicional por las principales calles de Tlaxiaco y retornar en este caso a las afueras de la iglesia para compartir el pan y la sal.
El sábado salieron a las calles los carros alegóricos y siguió la fiesta para agradecer a la santa patrona. Édgar Galindo, visitante, habló de esta fiesta que cada año reúne a los radicados y cientos de familias de todos los rincones de la República y el extranjero para venerar y festejar a la santa patrona.

Indicó que es de mucho agrado vivir esta fiesta porque se reúnen las familias, en los comerciantes ofertan los mejores productos y se saborean cada uno de los platillos tradicionales como costilla en adobo, mole, tamales, cemitas, gelatina, compuestos y una vasta lista de alimentos.
Teresa García Sanjuan dijo que son tres días de fiesta en Tlaxiaco que se viven de forma intensa, mucha fiesta y convivencia donde se disfruta de estos últimos días previó al fin de las vacaciones y el regreso a clases.

FESTEJA A LA VIRGEN DE LA ASUNCIÓN

Mucha fe y unidad fue el calificativo en esta fiesta por parte de pobladores y feligreses quienes un año más lograron festejar a lo gran a la patrona de los tlaxiaqueños.

Mañanitas, cohetes y una movilización desde poco antes de las 04:00 horas inició con una de las fases más álgidas de esta fiesta como la procesión y los coloridos tapetes esperados por propios y extraños.

Luego de la misa y el descenso de la virgen desde el altar mayor en la misma parroquia anunciaba ya el recorrido con poco más de 300 cargadores voluntariados.

Este recorrido marcó su ruta por las principales calles y un breve momento en las cuatro ermitas diseñadas por grupos de pobladores que cada año y en algunos casos desde hace más de 30 años de forma interrumpida han colaborado con esta parte de la procesión.

Cabe referir que los tapetes fueron diseñadas bajo la organización de cada cuadra o calle, la cual desde días anteriores molieron el aserrín, lo pintaron y confeccionaron cada una de las plantilla de triplay para hacer los diseños de cada centímetro de este colorido adorno.

Marisol García, quien desde muy temprano junto a su hija salió a barrer su calle y sumarse a los trabajos del tapete, dijo “es bonito participar, lo llevo haciendo dos años a lado de mi pequeña y es un ejemplo que quiero que siga el cual es hacer comunidad y trabajos colectivos y qué mejor por la patrona del pueblo”.

Sebastián Ruiz dijo que fue muy emotiva la peregrinación, reconoció todo el trabajo y esfuerzo de los integrantes del comité de la iglesia, los voluntarios, las cocineras que dieron de comer a más de 8 mil almas, los que se sumaron con los 4 carros de calenda, las familias que aportaron aserrín, quienes hicieron los tapetes, en fin mucha gente de mucha fe que hizo posible este homenaje y fiesta a la Virgen de la Asunción.

Luego del recorrido de la Virgen y antes de retornar a su nicho y altar, se realizó una misa de Acción de Gracias la cual congregó a más de 4 mil personas sobre el atrio de la parroquia de la Asunción, para luego dar paso a la mayordomía que en este caso sacó adelante el comité del templo y decenas de personas que participaron tanto en la donación de insumos para la comida y los carros de calenda como la gente que hizo la comida y estuve presente en cada momento de esta fiesta de fe.

Por último, la fiesta no termina, ya que continúa la entrega de los símbolos y estandarte al mayordomo de la fiesta de octubre y además la presentación de los más de 10 padrinos que de forma histórica harán esta fiesta de la cuidad y la virgen sin igual en este punto de la Mixteca.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password