Mole oaxaqueño, una tradición que perdura | Día de Muertos

Mole oaxaqueño, una tradición que perdura

Un platillo infaltable el Día de Muertos o Todos Santos

El mole es un elemento fundamental en el altar de Muertos en Oaxaca, toda vez que la tradición ancestral sostiene que el alma de los Fieles Difuntos se llevarán el aroma el 2 de noviembre.

 

Y es que el sabor, producto de la mezcla de chiles, chocolate, especias, tomate y otros insumos, convierte al mole  en un platillo icónico que se consume en celebraciones especiales como bodas, mayordomías (fiestas patronales de las comunidades), Día de Muertos y en ocasiones memorables.

En comunidades de las ocho regiones: Valles, Costa, Istmo, Sierra Norte, Sierra Sur, Cañada, Cuenca y Mixteca, siempre hay personas que lo saben elaborar.

 

Para el director de la carrera de gastronomía de la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca (UTVCO), David Sigüenza Paz, su elaboración se lleva días y en múltiples ocasiones se hace de manera comunitaria, es decir, participan distintas cocineras tradicionales.

Menciona que cada una de las zonas del estado tiene sus particularidades para preparar esta mezcla de sabores pues en todas se ocupa como insumo básico el chilhuacle que se encuentra a punto de extinguirse.

El mole goza de un gran reconocimiento y respeto en las cocinas de Oaxaca, debido a su importancia y sobre todo lo complicado de su elaboración.

 

Se  calcula que en México hay otros 50 tipos de mole, entre ellos el mole blanco, el mole de queso, el mole amarillo, el mancha manteles, el mole almendrado, el pipián verde, el mole de olla, el pipián rojo, el mole prieto y el mole negro y en Oaxaca se tienen más de 7 variedades.

En la entidad se busca preservar la gastronomía indígena en México, ya que es considerada como una de las más diversas y exquisitas del mundo y para eso se fomenta la elaboración y su preservación.

El mole negro o colorado es elegido como plato principal en las celebraciones, no solo de 2 de Noviembre sino de fiestas patronales, bodas, XV años, bautizos o cumpleaños.

 

Por eso en Oaxaca no falta en el día de Muertos, un delicioso mole, aunque para eso les represente horas de permanencia en la cocina y en el fogón.

Y es que el mole oaxaqueño es conocido por su sabor y por la complejidad que lleva prepararlo, sin embargo, en las casas, se unen las familias para cumplir con la tradición anual y recibir felizmente a los Fieles Difuntos.

 

Los Ingredientes

Chiles tostados (chilhuacle negro, chilhuacle rojo, mulato, pasilla; tortilla quemada, pan de yema, plátano macho, ajonjolí, pepita de calabaza, almendras, nueces, cacahuates, cebolla, jitomate, hoja de aguacate, tomillo, clavo, pimienta, orégano, chocolate, uvas pasa, canela, sal y azúcar.

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password