Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

Esperan en Tlaxiaco la hora de ofrendar a los muertos

El Día de Muertos es una forma de recordar y “volver a vivir” a nuestros seres queridos fallecidos

Todos Santos o Fieles Difuntos no es fecha de seres monstruosos, horripilantes o de ridiculizar a los muertos; es hora de honrar a quienes se nos adelantaron al más allá. Con velas, flores y un vaso de agua, es dar ofrenda que desde hace muchos años nuestros antepasados nos enseñaron e inculcaron, dieron a conocer en un sondeo jóvenes entrevistados.

No se necesita colocar grandes cantidades en un altar y no es que regresen los muertos, vuelven sus almas, su esencia, su espíritu a degustar de los aromas de las frutas y la comida; es algo lógico porque no los vemos, recalcó Itzumi Pérez Ávila, del tercer grado de la Escuela Secundaria Número 36 de la ciudad de Tlaxiaco.

SON ALMAS

Dijo que muchas personas tienen en la cabeza que los muertos regresan como si fueran personas y los ridiculizan saliendo del panteón o en forma de brujas, monstruos o seres horripilantes y no es así, son almas que regresan al mundo de los vivos, pero no los vemos porque ellos ya no existen materia ni tienen un cuerpo que habitar; sin embargo, las personas los materializan de una manera equivocada.

Cuando las almas llegan seguramente se espantan al ver tantas brujas y monstruos por las calles. Lo que pasa es que la historia se ha ido denigrado; sucede como el juego del teléfono descompuesto o la comunicación distorsionada, ya que en lugar de ofrendar hacen lo contrario, aseveró Itzumi Pérez Ávila.

 

Ante esta situación su Escuela Secundaria Técnica durante dos días, 30 y 31 de octubre, van a celebrar la llegada de las almas y de los espíritus con la colocación de los altares y visitando al panteón. Cada alumno va a llegar a la tumba de sus ser querido para depositar algunas flores y una vela o veladora.

Itzumi Pérez Ávila da a conocer que en su casa la celebración a Todos Santos y Fieles Difuntos se empieza desde el 28 de octubre con la colocación de algunos alimentos en un altar. Se coloca agua, una veladora y flores, muchas de las veces éstas se recogen del campo, ya que octubre y noviembre son dos meses que abundan las flores blancas y amarillas.

DÍA DE MUERTOS

Luis Pedro López Aparicio, artista plástico, afirma que se celebra el Día de Muertos con la colocación de ofrendas y que la comunidad no se confunda con el Halloween, el cual es una tradición de Estados Unidos. Para nosotros es una forma equivocada de celebración, lo nuestro es de ritual, de flores y de incienso, no de calabazas que les hacen hoyos en forma de rostros malévolos; tenemos nuestras tradiciones, ya que el día de Todos Santos y Fieles Difuntos es una celebración de mucho respeto.

 

Los niños no deben salir a las calles a pedir dinero para su calaverita, ya mucho hace la gente en comprar sus productos para colocarlos en el altar; ésta es una tradición equivocada que también está ganando espacios hasta en las comunidades de la región Mixteca. Ante esto debemos estar atentos para no adoptar modismos que nos trae la globalización.

Carlos Aranda González, artesano de arcos, dijo que el Día de Muertos nos remonta a lo prehispánico. Se colocan ofrendas y alatares para las almas que regresan del inframundo; se elaboran arcos para recibirlos desde los cuatro rumbos. La tradición de Día de Muertos es una forma de recordar y “volver a vivir” a nuestros seres queridos que se adelantaron.

LAS FLORES

Los campos llenos de flores blancas y amarillas nos dicen que es hora de ofrendar y agradecer lo que viene del campo. Hasta la misma naturaleza es sabia, porque nos da a conocer el regreso de nuestros Fieles Difuntos; es hora de recibirlos, estar con ellos en familia, con un vaso de agua, unas flores y una luz basta para alimentar a los espíritus.

Finalmente, los jóvenes entrevistados argumentaron que la celebración de Día de Muertos se debe respetar como tal y no adoptar modismos del Halloween. El objetivo es honrar a los seres queridos fallecidos con aquello que disfrutaron en vida y guiarlos a través del copal y la luz de las velas.

 

You don't have permission to register