Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

Le apuesta Mitla a su riqueza cultural y turística

San Pablo Villa de Mitla, Oax.- De los 5 municipios catalogados como pueblos mágicos en Oaxaca, la Villa de Mitla al igual que Capulálpam de Méndez, presentan los mayores avances en el embellecimiento y atractivos turísticos para atraer a los visitantes.
A diferencia con el resto de los municipios, Mitla, así como San Pedro y San Pablo Teposcolula, enfrentan el reto de lidiar con el crecimiento de la mancha urbana que amenaza las zonas arqueológicas.

Los primeros habitantes

De acuerdo con los datos históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la característica de este conjunto monumental es el sello distintivo del linaje Zapoteca que habitó en este lugar a la caída de Monte Albán. Cronología: 200 1521 d. C. Ubicación cronológica principal: Posclásico Tardío 1200 a 1521 d. C.

El nombre de Mitla proviene del náhuatl “Mictlan”, que significa: “Lugar de descanso” y se refiere a un lugar relacionado con los muertos, debido a que posee varias tumbas asociadas a palacios y aposentos que fueron ocupados por personajes de alto rango.

Las calles fueron adornadas para miles de visitantes las recorriera.

Los mexicas lo llamaron y xibalba, pero los zapotecas lo llamaban en su lengua “lyobaa” que en castellano quiere decir: “Centro de descanso”. Mictlan viene de micqui: “muerto”, y tlan: “junto o entre”, por lo que literalmente significa: “Junto o entre los muertos”. San Pablo en honor de uno de los apóstoles de Jesús.

Tras la desaparición de Monte Albán como núcleo de poder, Mitla se convirtió en una población muy importante que funcionó como centro de poder político y religioso para los zapotecas del Valle. Su máximo crecimiento y apogeo ocurrió entre 950 y 1521 d.C., en tanto la exploración de la zona arqueológica se realizó entre los años (1852-1926).

Se le conoce como la ciudad de los muertos, esto derivado de las diferentes tumbas que se localizaron en uno de los patios centrales, donde los investigadores coinciden que fueron enterrados los principales personajes que habitaron el valle.

Vendedores locales aprovechan la época para vender artesanías y comida típica de lugar.

Época Moderna

En la época moderna de esta comunidad, también existen otras versiones sobre el conjunto arqueológico y el crecimiento urbano que generaron el potencial turístico de San Pablo Villa de Mitla.
El artesano, David Pablo Quero, de 68 años de edad, refiere que sus antepasados fueron de los primeros en habitar en este valle. “Nuestros abuelos nos contaban que en la zona arqueológica había un túnel, que fue lo primero que se descubrió donde entraban los gringos pero ya no salían”.

Turistas aprovechan para tomarse algunas fotos de recuerdo.

“Decían que una vez que ingresaban a ese túnel ya no se volvía a saber de ellos, incluso algunos los amarraban con mecates para que los pudieran jalar en caso de emergencia, pero cuando eso pasaba solamente se recuperaba el mecate, como estos casos aumentaron la gente se alarmó y conforme se fue explorando se decidió cerrar esa parte”.

Refiere que los Pablos y Queros, fueron los primeros habitantes en la historia reciente. “Siguiendo su procedencia, se ha llegado a confirmar que salieron de la isla de Nicolás Tolentino, por eso en la comunidad Nicolás fue patrono de las ánimas, tuvo un templo en la comunidad y más tarde apareció San Pablo, que es el patrono del pueblo”.

“Con el paso del tiempo cuando la población creció, el primer templo se convirtió en una galera donde funcionó como mercado, en 1933, cuando Lázaro Cárdenas visitó Oaxaca, mi abuela Victoria Morales, le habló en zapoteco y le pidió que ayudara con el techado del mercado y con tubería para acercar el agua potable, de ahí se ha venido modernizando la Villa de Mitla”.


Al convertirse en una zona comercial de los pueblos enclavados en la zona Mixe, Sierra Norte y el Istmo de Tehuantepec, se asentaron diferentes colonias que han generado un crecimiento desordenado, incluso la invasión en la zona arqueológica.

“El primer gran paso que se dio fue la declaratoria como Villa en 1888, siguieron diversos reconocimientos como Patrimonio Cultural y hace dos años la denominación de Pueblo Mágico. Nos favorece mucho esta designación, el pueblo ha cambiado mucho durante estas declaratorias, antes la gente se dedicaba al tallado de piedras, después fue el tejido cuando hilaban y pintaban con colores vegetales, en eso también ha cambiado conforme a la demanda, ahora fue sustituido por la manta corrugada, la chinita y otros que ya viene pintado”.

El maestro David Pablo, destaca que la actividad turística ha sustituido al campo. “De campesinos muy pocos, todos han migrado a la artesanía, otros abrieron restaurantes, tiendas, hoteles y otros servicios turísticos”.

Villa Mágica

Después de su nominación como pueblo mágico en 2015, las autoridades se han enfocado en diseñar diversos proyectos como la Villa Mágica, que se lleva a cabo durante las fiestas decembrinas.

“Entre los lineamientos que exigen las autoridades federales para mantenerse en esta categoría, es el mejoramiento en la imagen urbana, reforzar el turismo, generación de empleos, capacitación a los prestadores de servicios y el mejoramiento de servicios básicos”, expuso la regidora de Educación, Cultura y Turismo, Rubí Verónica Juárez García.

Detalló que esta iniciativa nace exclusivamente para generar ingresos en la comunidad “porque vimos que esta temporada decembrina, era una etapa de baja actividad turística, entonces este concepto genera autoempleo. Cuando iniciamos en 2018, únicamente se hizo el recorrido del Calvario hacia la iglesia, iluminando las calles y el parque central con un concepto original acorde a la cultura del pueblo”.

Los Reyes Magos y otras figuras decoran el espacio.

“En esto se involucraron representantes del INAH, Seculta y la misma comunidad porque tenemos que cumplir ciertos requisitos en la conservación de monumentos, es un proyecto integral y de beneficio para la comunidad”.

Dijo que en ello participan músicos, artesanos, instituciones educativas y la comunidad en general, ya que en la zona de recorrido que consta de 1.2 kilómetros, los ciudadanos tienen la oportunidad de ofrecer diferentes productos desde artesanías hasta gastronomía típica.

El presidente municipal de la comunidad, Abelardo Ruiz Acevedo, refiere que esta actividad ha contribuido para mejorar la economía de los prestadores de servicios con la llegada de más de 18 mil visitantes.

Abelardo Ruiz Acevedo, presidente municipal de Mitla

“El año pasado llegaron cerca de 18 mil personas, pero en este año calculamos rebasar esta meta, hasta el momento ya hemos recibido a 10 mil visitantes”, señaló el edil.

El recorrido en la Villa Mágica se realiza en un lapso de 60 minutos desde la explanada municipal donde se pueden observar figuras alusivas a la navidad con monumentales luces led, así como conciertos, actividades culturales y las iluminaciones en las principales calles hasta la zona el Calvario, que forma parte de la zona arqueológica.

El acceso tiene un costo de 20 pesos, recurso que se recauda para destinarlo en las obras prioritarias y las mejoras a la imagen urbana de la comunidad. “Es nuestro primer proyecto y que cada año va ir mejorando, primero queremos que nuestra gente se identifique y se involucre, desde los prestadores de servicios hasta los artesanos”, destacó la regidora de turismo.

Los retos

Aunque se han mejorado varios aspectos para avanzar como un pueblo mágico sustentable, las autoridades reconocen que existen varios retos por superar, como por ejemplo: la elaboración de un reglamento para la construcción de viviendas.

Al no contar con lineamiento en la materia, en los alrededores de las ruinas se pueden observar grandes edificaciones de viviendas que contrastan con los impresionantes castillos y figuras que edificaron los primeros pobladores.

El nacimiento fue representado a través de figuras led.

“En la zona arqueológica nos falta ese rubro como vecinos, que entendamos si nosotros estamos asfixiando el área, corremos el riesgo de ya no tenerlo en un futuro. Por eso se está trabajando en un reglamento de construcción porque realmente los 220 metros que marca el INAH de diámetro ya no existen”, refirió Rubí Verónica Juárez García.

Otro de los grandes temas que la autoridad contempla solucionarlo a la brevedad posible, es la contaminación que generan las aguas residuales que se vierten en el río Saldo. “Desde hace 10 años la planta de tratadora de aguas residuales no opera, en nuestro territorio nace el río Salado y nosotros somos los primeros en contaminarlo, por eso ya tenemos un proyecto para ponerlo en marcha y así contribuir en todos los rubros”, comentó Ruiz Acevedo.

A decir de la autoridad municipal, en el conflicto que había en años anteriores con rubro de la basura, lo que incluso generó multas de más de 2 millones de pesos al municipio, ya está superado mediante un proyecto de separación de residuos y ahora ya se cuenta con uno de los mejores rellenos sanitarios en los Valles Centrales.

Respecto al otro fenómeno que enfrentan las comunidades de Oaxaca, como lo es el transporte también buscan certificar a los operadores que ofrecen el servicio de mototaxis y taxis, quienes también se han visto beneficiados con la Villa Mágica, ofreciendo sus servicios a los visitantes.

Mitla se ubica a 40 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, transitando por la carretera federal 190, a escasos 60 minutos de la capital.

Las calles y andadores están iluminados.

Leave a Reply:

You don't have permission to register