Aroma a tamales y atole reinaron en Oaxaca en el Día de la Candelaria | Fiestas y tradiciones

Aroma a tamales y atole reinaron en Oaxaca en el Día de la Candelaria

Miles de católicos celebraron el Día de la Candelaria en templos de la capital.

Los aromas procedentes de las grandes ollas con tamales calientes inundaron esquinas de calles y mercados de la capital y municipios conurbados como parte de la celebración del Día de la Candelaria.

Junto también se observaban enormes recipientes llenos con atole, para acompañar la tradición de desayunar tamales en este día que toca invitar a las personas que sacaron el muñeco en las roscas de Reyes el pasado 6 de enero.

La procesión en la agencia municipal de 5 Señores.

Los capitalinos tuvieron a su disposición una gran variedad de sabores, olores y colores procedentes de tamales tradicionales y exóticos, así como atoles, café y hasta ponche.
El objetivo salvaguardar el patrimonio cultural mexicano y en donde Oaxaca ha sido muestra.

La celebración es una mezcla de tradiciones católicas, dado que la fiesta marca además la presentación oficial de Jesús en el Templo de Jerusalén 40 días después de Navidad,relata el párroco de la Iglesia de San Juan de Dios, José Guadalupe Barragán.

Es una tradición católica que es celebrada en diversas partes del estado y del país, con gran entusiasmo y devoción porque las personas traen a escuchar y bendecir al niño Dios y acuden a renovar su fe, explica.

Miles de católicos celebraron el Día de la Candelaria en templos de la capital.

En Oaxaca se acostumbra que a la persona que le salió el Niño Jesús en la rosca de Reyes el 6 de enero tenga que comprar o hacer tamales y atole para compartir con la familia, en el trabajo o con los amigos.

Entre la gama de opciones que los capitalinos pudieron degustar destacaron los sabores tradicionales (verde, rajas, moley dulce), pero también se encontraron los de flor de calabaza y chapulines, mismos que apenas se colocan en el gusto de la gente.

Para acompañar al tamal, en las esquinas o mercados se ofreció un abanico de alternativas como atole con chocolate champurrado, atole de arroz, café y para los contreras hubo refrescos.

La venta en los pequeños puestos callejeros se dio principalmente por la mañana, dado que desde temprana hora los capitalinos se arremolinaron en los puestos de tamales para cumplir con la tradición.

La bendición de los Niños Dios, una fuerte tradición.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password