Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

Martes de Carnaval, en Tilcajete ahuyentan al demonio con danzas y disfraces

Vestidos de diablos aceitados y portando espectaculares máscaras es como los habitantes de Tilcajete se liberan de los pecados previo a la Cuaresma.

Al ritmo de banda, cohetones, tepache, comparsa y una boda ficticia, los habitantes de esta comunidad celebraron su tradicional martes de carnaval que anuncia el inicio de la Cuaresma.

Desde las 8:00 horas, con la salida de los diablos aceitados, comenzó una de las festividades más importantes en la región de los Valles Centrales, donde miles de visitantes locales, nacionales e internacionales admiran las costumbres de los pueblos indígenas de Oaxaca.

Los comuneros explicaron que sus antepasados crearon los personajes de los diablos aceitados, como una representación de las maldades que los seres humanos realizan durante todo el año, por lo que previo al miércoles de ceniza, estas acciones deben expresarse de diferentes maneras: bailando, conviviendo y disfrutando de la música regional oaxaqueña.

“Es un día de fiesta, toda la comunidad debe expresar su alegría corriendo por las calles con sus disfraces y limpiando sus cuerpos con aceites para sacar el espantar el mal, posterior a ello llegará el miércoles de ceniza donde todo mundo tiene que aguardar momentos de fe hacia el señor, por lo mientras se disfruta de estas festividades”, señaló don Ángel, quien desde hace más de 50 años participa en el carnaval de Tilcajete.

Comentó que en años anteriores los participantes utilizaban el tizne de las ollas y comales para pintarse el cuerpo, posteriormente se embarraron de grasas y aceites caseros. “Ahora unos utilizan pintura con aceite casero y otros aceite quemado para darle brillo”.
“Se bañan en aceite para limpiar el alma y se cuelgan las campanas para espantar el demonio, cada quien tiene sus propias historias, algunos prácticamente lo hacen por diversión, para mostrar sus mejores disfraces”, expuso el ciudadano.

La boda
Mientras los diablos aceitados y los personajes míticos, recorren las calles de la comunidad, en la casa de los encabezados, como se les llama a las personas que organizan la boda, los novios se alistan para la pachanga.

En esta boda ficticia los personajes son varones que fueron previamente seleccionados por los organizadores, en la representación se encuentran la novia, el novio, los padrinos, el abuelito, el quinceañero, el juez, los padres de los novios y los metiches.

Desde la casa de la novia llegan los invitados especiales y los padrinos, quienes llevan consigo cervezas, tepache, guajolotes y los regalos, en medio de una comparsa, la banda de música entona jarabes y bailes tradicionales de Oaxaca para invitar a los visitantes a disfrutar del carnaval.

Mientras tanto se suman los turistas locales, nacionales y extranjeros, quienes al ritmo del mezcal bailan sin parar los sones y jarabes, una vez que concluye en convivio en la casa de la novia, todos se alistan para el Palacio Municipal donde se lleva a cabo la boda ficticia por lo civil.

El personaje del juez municipal recibe a todos los invitados y en este año tocó el turno de Abril y Mayo para unir sus vidas. Durante la ceremonia de unión que se realiza en la explanada del palacio, los personajes exponen versos y los chismes que se cuentan en el pueblo.

Las indirectas de esta boda fueron para el presidente municipal Pepe Luna, a quien se hizo referencia por los servicios médicos que se ofrece el pueblo y tras una limpia, la curandera descubrió que no tenía memoria en la cabeza como resultado de los rituales realizados durante la unión de los novios.

Antonio Fuente Vázquez, encargado de turismo en el municipio, señaló que año con año se supera el número de visitantes. “El año pasado llegaron más de 3 mil 500 personas, en este martes de carnaval esperamos más de 4 mil, porque esta festividad ya es una de las más grandes en los Valles Centrales”.

Tras una hora de ceremonia, los integrantes de la Banda Líder, del maestro Enríquez, continuaron con su música que invitó a bailar a los propios y extraños que acuden a presenciar el martes de carnaval.

Al concluir la boda civil, los participantes se dirigen a la casa de los encabezados para seguir disfrutando de la gastronomía típica, mientras tanto los diablos continúan recorriendo las calles del pueblo sonando sus campanas para espantar los demonios.

Máscaras que relatan la tradición
Los artesanos que tallan la madera también participan en esta festividad, elaborando máscaras de diablos y de diversos personajes como nahuales y tonas. “Llevamos 10 años sacando los nahuales y tonas quienes bailan al ritmo de las danzas antiguas”.

“Cuando la evangelización llegó a este valle habían danzas y rituales de nahuales y tonas, las cuales desaparecieron con la evangelización, la iglesia los prohibió, después los pasó al carnaval y nació el sincretismo oaxaqueño que hoy en día tenemos”, explicó Jacobo, quien junto a su esposa María, son de los artesanos más reconocidos de la región.

La fiesta y algarabía continúo durante toda la tarde y al terminar la boda, los ciudadanos se concentraron en la explanada municipal para participar en el concurso de disfraces donde premiaron al diablo, la bruja, la viuda, el nahual, el perro negro, la llorona, todos personajes míticos de la cultura oaxaqueña.

De esta manera los habitantes de San Martín Tilcajete, conservan sus tradiciones para espantar a los demonios y recibir a partir de este miércoles de ceniza la Semana Santa 2019.

You don't have permission to register