Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

Chichihualtepec, un pueblo con pasado prehispánico

La comunidad celebra a la reina del desierto mixteco este sábado y domingo con diversas actividades

El pueblo de San José Chichihualtepec, el cual se ubica en el norte del estado de Oaxaca, en la Mixteca Baja, surge a raíz de uno de los cerros más icónicos de la región donde posiblemente habitó una civilización prehispánica que adoraba observar el manto estelar en la cima de Chichihualtepec, una palabra náhuatl que en mixteco se traduce como Yuku Ndodo, “El cerro del pecho o de las tetas”.

 

Este cerro tiene un significado muy especial para los habitantes, ya que de él emana el vital líquido que calma la sed del pueblo y alienta las tierras que nutren uno de los tesoros más preciados para el pueblo de la lluvia, la pitaya de mayo.
Hace más de dos mil años los antiguos mixtecos consideraban a los cerros algo sagrado, principalmente, aquellos que en su interior guardan manantiales de agua.

Actualmente, los habitantes de Chichihualtepec se identifican con su pasado prehispánico, con sus fiestas y con la expresión de su culto religioso que va de la mano con las actividades productivas de la comunidad como el cultivo de pitaya. Todos estos elementos fueron reunidos por los habitantes y representados en su museo comunitario con el fin de fortalecer la cultura y las tradiciones.

RESGUARDANDO LA HISTORIA

El museo comunitario Yukuni’ i “Cerro que retumba” es uno de los sitios arqueológicos más importantes de la Mixteca. Cada año el patronato del museo invita a conocer este espacio y el templo de la comunidad, así como a saborear la ricas dichikua, las pitayas de mayo, las cuales tienen un sabor único, pues en toda la región existen más de 30 variedades del fruto.

De acuerdo con el Museo Yukuni’ i, en el año de 1984, siendo agente municipal el señor Sabulón Bonilla Marín, se realizaban las obras para extraer el agua potable en el paraje Aguaje del Zapote, lugar donde fueron descubiertas las cinco primeras piezas arqueológicas, las cuales por acuerdo de la comunidad fueron resguardadas en la agencia municipal.

 

En el año 2001, la administración del agente municipal Calos Arriaga Mora, tuvo la inquietud de formar un museo, por lo que en una asamblea general del pueblo se solicitó la autorización para exhibir las piezas encontradas en 1984. Ante el entusiasmo de los vecinos, el agente donó las piezas y se instaló de manera provisional un museo en la planta baja del quiosco el 28 de marzo del 2001.

EL PATRONATO

Al crecer la inquietud del pueblo por mostrar su historia, recibieron la visita de diversas personalidades que asesoraron a las autoridades. Para legalizar el museo los habitantes destinaron la responsabilidad a los ciudadanos Erasto Celis Aguilar, Efraín González Bonilla, Silberio Mora Martínez, Jeremías Celis Vásquez, Carlos Arriaga Mora Martínez, Samuel Celis Arriaga, Oseas Celis Vásquez, José Bonilla Aguilar, Alejandro Villa Hernández y Amado González.

 

Una vez nombrado, el patronato comenzó a trabajar en los trámites correspondientes en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Después se realizó un taller por parte de Ricardo Sánchez, coordinador de Culturas Populares de la Ciudad de México. A través del INAH-Oaxaca, el patronato pudo contactar a la Unión de Museos Comunitarios de Oaxaca, recibiendo talleres de capacitación por el antropólogo Cuauhtémoc Camarena Ocampo. Asimismo, solicitaron a un arqueólogo para realizar el registro de las piezas arqueológicas encontradas en la comunidad, siendo el autorizado Ángel Iván Rivera Guzmán.

LA REINA DEL DESIERTO MIXTECO

Este sábado y domingo San José Chichihualtepec celebra la Tercera Feria de la Pitaya, uno de los eventos anuales más importantes para las familias que viven de la producción de este fruto considerado como la reina del desierto mixteco, ya que por la gran cantidad de agua que contiene, es el alimento ideal para enfrentar las altas temperaturas y la falta de lluvias en la Mixteca.

La fiesta iniciará a las 10 horas del sábado con la tradicional calenda que recorrerá las calles del pueblo. A las 11 horas, se realizará la inauguración de la feria y enseguida comenzarán los números culturales con la presentación del Jarabe Mixteco ejecutado por el taller de danza Viko Ñuui “Fiesta de mi pueblo”. Mientras se desarrolla la muestra gastronómica se presentará el cantautor chocholteco Elmar; enseguida será el turno de Los Tekoolos; el primer y segundo grupo de danza de Chichihualtepec, el ballet folclórico infantil Cielo Mixteco, el grupo colectivo Fomentando la Danza y el programa finalizará con la participación del señor Abel Bonilla Celis, quien hablará sobre historias de reflexión.

 

El domingo 12 de mayo, las actividades iniciarán a las 8:30 horas con el Trail de la Pitaya 2019, enseguida será la presentación de Lila Mont; luego habrá batallas de rap y la premiación del Trail será a las 11 horas. A las 11:30 horas, dará inicio el concurso “El comelón de la pitaya”, seguido de la presentación del grupo de Danza Folclórica Típica Oaxaqueña, luego será la participación del comité del museo comunitario Yukuni’ i. A las 13 horas, iniciará el concurso de la pitaya más pesada y las actividades finalizarán con la presentación de la danza de los diablos y el ensamble Personas de otro mundo.

You don't have permission to register