Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

Yanhuitlán, joya arquitectónica y cultural, tesoro de la Mixteca de Oaxaca

El retablo original se atribuye a la mano de Andrés de la Concha, su realización se remonta a 1575.

Yanhuitlán es nombre náhuatl, Yancui Cuic – Cosa Nueva y Tlan en la cercanía de, entre el lugar nuevo, donde hay cosas nuevas, el nombre mixteco corresponde al grifo toponímico Yodzo o Yodo “tapete de plumas” en formaba breve se traduce por “Llano” y qhehe ancho.

Los mixtecos en su propio idioma llamaban a su territorio Nuudxzahui que significa pueblo de la lluvia.

La historia de Yanhuitlán

Se inicia aproximadamente 9000 años antes de Cristo cuando pequeños grupos nativos anduvieron en cerros de esa zona recolectando frutos, hierbas silvestres y casando animales para su alimentación.

Etapa de los nómadas: año 9000 a. C. al 1500 a. C. debieron de transcurrir miles de años para que existieran comunidades aldeanas domesticando animales con una agricultura incipiente 1500 años a. C. a 600 a. C. progresivamente las aldeas fueron creciendo y se relacionaron entre sí floreciendo grandes ciudades, denominándose a este tapa la de los centros urbanos.

En el año 1400 d. C. Yanhuitlán fue invadido, saqueado y quemado por los ejércitos Cohua Mexica, sin embargo hacia 1511 junto con Nopala, Acatlán y Tlaxiaco se sublevó pasando hacer provincia de Cuba y Tláhuac.

Llegada de los españoles

Al llegar a Oaxaca en 1521 los españoles se dieron cuenta que Yanhuitlán era uno de los señoríos más ricos y poderosos de la Mixteca Alta, comprendía 17 a 18 pueblos que estaban sujetos a él. Sus gobernantes recibían como tributo mano de obra, oro en polvo, mantas preciosas, maíz, frijol, chile y otros productos.

Los dominicos fueron los encargados de evangelizar a los pueblos mixtecos y zapotecos dirigidos por el fraile Tomás Ortiz Junto con Freddy Gonzalo de Lucero y fray Bernardino Minaya iniciaron su labor evangelizadora en el señorío de Yanhuitlán, logrando que en 1529 se consiguieran 12 solares para la construcción de un monasterio, el cual da forma original fue hecho a base de adobe con techo de paja.

En 1541 los frailes dominicos deciden iniciar la construcción.

En 1548 decidieron que esta construcción debería estar encima del centro ceremonial prehispánico. La construcción del conjunto duró aproximadamente 25 años, para su edificación fue necesario asignar 600 indígenas divididos en 10 cuadrillas, de 600 hombres cada una encargados del transporte de cantera, cal, agua.

No es exagerado afirmar que el templo de Santo Domingo Yanhuitlán, joya de arquitectura novohispana del siglo XVI, que lamentablemente originó el deterioro ecológico de la región cuando los muros se elevaron fue necesario incrementar la tala de árboles debido a la necesidad de madera de cimbra andamios leña y carbón.

El templo y convento de Santo Domingo Yanhuitlán constituye un monumento de primer orden que podríamos encontrar en cualquier ciudad europea construidos a base de macizos de cantera, los cuales presentan proporciones armónicas entre sí, se elevan a gran altura en medio del extenso valle compitiendo con los tonos rojo y verde del contorno.

El templo de Santo Domingo Yanhuitlán

Afuera del templo, el atrio fue un día la plataforma de los templos indígenas, cuenta con tres escaleras de acceso la del lado poniente para entrar por la puerta principal y otras dos de lado norte y oriente, Las escaleras de lado oriente y norte conservan su arco de medio punto.

Existen dos arcos botarel (contrafuertes), uno que ciñe el ábside en toda su altura y el otro que sostiene lateralmente la fachada por el costado norte.

La fachada principal que hoy podemos admirar no es la original, la original es del siglo XVI estilo plateresco, sobre esa fachada se levanto la actual de estilo barroco, consta de tres cuerpos horizontales y un remate, el primer nivel del orden dórico, segundo corintio, tercero jónico. En cada cuerpo existen nichos con esculturas de santos y un relieve central dedicado a la virgen del Rosario.

Interior del templo

La iglesia está formado por una gran nave y de gran altura con bóveda de nervaduras estilo neo-gótico, mide 75 metros de largo, 15 de ancho y 25 de alto. Un arco triunfal separa la nave del presbiterio el cual se hacen más angosto, en el arco se observa en su parte superior a los arcángeles San Miguel y San Gabriel un poco más bajo San Pedro y San Pablo.

Hacia el poniente se encuentra el coro y en lo alto el órgano del siglo XVII. Abajo del coro en un pequeño salón se aprecia la pila bautismal en cuya base los Mixtecos labraron unas serpientes.

El templo es un espacio inmenso solemne, con sus retablos laterales plateresco y barrocos, las paredes muestran restos de pintura mural que un día llenaron el templo

En la sala capitular se encuentra una excelente obra donde se muestra la representación de “El descendimiento de Cristo”

El retablo original se atribuye a la mano de Andrés de la Concha, su realización se remonta a 1575, el retablo actual proviene de principios de siglo XVII, cerca de 1718 pero conserva mucho de la trazo original, éste retablo continúa siendo el escenario más bello de la vida religiosa de Yanhuitlán.

Ven Explora Oaxaca y conoce esta joya arquitectónica y cultural, tesoro de la Mixteca de Oaxaca.

You don't have permission to register