Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

Mezcal ancestral, la fuerza de Sola de Vega

Solo 1% del mezcal que se produce en Oaxaca puede llamarse ancestral, elaborado en ollas de barro como en tiempos prehispánicos

Sola de Vega es una comunidad que se resiste a cambiar la olla de barro por el alambique para la elaboración del mezcal, principalmente “porque nos gusta tomar de lo bueno”, resume el maestro mezcalero Rafael García Aragón.

Oaxaca es el principal estado productor de la bebida espirituosa, al generar cerca de 4.7 millones de litros al año, lo que representa el 92.3% del total nacional.

“Elaborar el mezcal ancestral conlleva varios procesos, desde la selección y corte de agave, sigue la cocción, el fermentado y la destilación”, dice el propietario del palenque artesanal El Escondido.

 

Con gran soltura relata y muestra a los visitantes el proceso que sigue para la obtención del mezcal de la casa, el tobalá.
“Sola de Vega es cuna del buen mezcal, pero se basa también en que nos hemos esmerado en mantener la técnica de más de 400 años de elaborarlo con ollas de barro, con nuestras ocho ollas sacamos la producción, aunque poca pero es de gran calidad”, explica.

El productor sostiene que ante la falta de la certificación se ve obligado a venderlo a granel, porque no lo envasan, “nos arriesgamos a perderle porque carecemos del papel”, expresa.

Admite que se cuidan los diferentes factores que son los responsables de generar un sabor único y genuino, en donde tiene que ver el tipo de agave, así como la destilación en ollas de barro.

 

“A mí me pagan a 300 pesos el litro de espadín, a 450 el de tobalá; arroqueño, 350 pesos y cuishe 350, mientras que los ensambles (mezcal de dos agaves) tienen un precio especial”, anota.

De acuerdo al Patronato Nacional de la Industria del Mezcal, la bebida espirituosa genera una derrama económica superior a los 3 mil 800 millones de pesos anualmente.

 

Le Apostamos a la calidad

El pequeño productor sostiene que ellos colocan su producto de forma directa, pero tampoco se lo entregan todo a los acaparadores.

“Mantenemos la tradición del mezcal artesanal y elaborado con olla de barro, porque nos gusta tomar bueno, y por lo mismo nos gusta darle calidad y no cantidad como en otras zonas”, añade.

Sobre la falta de maguey en la comunidad y región de Sola de Vega, explica que cada uno de los productores se ha dedicado también a sembrar y a cuidar la planta para evitar el desabasto.

Es una planta noble y una gran ventaja como campesinos, actualmente vamos a sembrar unas mil plantas para que en unos años tengamos materia prima, porque si nos falta eso encarece el producto, admite.

 

Expone que al año tiene una producción artesanal cercana a los 600 litros, “somos pocas familias las que nos dedicamos en Santa María Sola a la elaboración del mezcal en olla de barro, pero eso nos da para comer y así vamos a seguir”.

Dedicado a su trabajo en el palenque El Escondido va y viene de un lado a otro para cuidar el proceso de destilado del mezcal tobalá, uno de los más buscados en el mercado.

Confía en poco tiempo lograr la certificación y poder envasar para ponerle marca a su producto, el cual –dice– es uno de los mejores.

Santa María Sola es un municipio perteneciente al distrito de Villa Sola de Vega localizada en la Sierra Sur del estado y con tradición ancestral en la elaboración del buen mezcal y de las famosas chilenas.

You don't have permission to register