Explora Oaxaca tiene el propósito de acompañar a los visitantes de Oaxaca, México y el mundo a recorrer y conocer todos los rincones de cada una de las ocho regiones del estado, a saborear de su gastronomía, a vivir las fiestas y tradiciones, y a disfrutar de cada una de las experiencias que este majestuoso estado ofrece.

Te podría interesar

+52(951)51-628-12
Camino al Sabino 429, Reforma Agraria
digital@imparcialenlinea.com

Magdalena y su Gachupín, una leyenda de la región mixteca de Oaxaca

Pobladores afirman que entre unas rocas del Cerro del Gachupín se encuentra una puerta que esconde una leyenda

En lo alto, casi llegando a la cima del aclamado Cerro del Gachupín una extraña formación entre las rocas, aparentemente la de una puerta se esconde una gran leyenda: de la puerta del diablo cuentan los pobladores como uno de los atractivos y escenarios naturales de este municipio de la Mixteca.

Los pobladores de Magdalena Peñasco en la Mixteca oaxaqueña cuentan que en esa “puerta” habita un ser perteneciente al satanismo, quien ayudaría a cumplir los sueños ambiciosos de aquella persona con el suficiente valor para de alguna forma vender su alma a cualquier costo o favor sobre natural.

La leyenda habla que para abrirla es necesario la discreción y la disposición absoluta de venerar al cachudo como lo llaman los mixtecos al señor de las tinieblas.

 

Dice la leyenda que una vez frente a ésta hay que aventarle siete piedras que aparecerán justo debajo, al entrar es necesario pegarle en la cara a la imagen representativa de la Virgen María con una cachetada, pasar encima de Jesús crucificado y, por último, besar en la boca a una serpiente, con esto se dice Dios te libera de su reino, para entregarte a Satanás y sólo así se podrá negociar el más ambicioso sueño a cambio del alma con sus respectivas condiciones.

Alma Ortiz, pobladora, narra parte de estas historias a su modo y afirma que aunque ella nunca ha visto nada se cree que ahí vive algo a lo que hay que respetar.

Dijo que los abuelos han visto o vieron mucha gente de Tlaxiaco y varios pueblos más que vinieron a pedir dinero al Catrín o Gachupín y después de muertos penan en este lugar donde el diablo los cuida como ganado y todo el día los golpes con su infernal chicote.
Nicio Hernández Ortiz, joven estudiante, dijo que si se hablan de esas leyendas y a los visitantes se les hace interesante, pero no conocen una sola persona que le haya pasado nada.

 

Cabe resaltar que Magdalena Peñasco es una de las comunidades indígenas del distrito de Tlaxiaco con poco más de 8 mil pobladores y considerado uno de los municipios más pobres del país.

Su gente, en su mayoría, se dedica al campo y algunos aún al tejido de la palma para elaborar sombreros, tenates y otros artículos.
En general, los habitantes invitan a toda la gente a conocer las historias, leyendas y formas de vida en las comunidades de la Mixteca, la cual es rica en cultura.

You don't have permission to register