Santiago Nundichi honra al Niño Jesús | Fiestas y tradiciones

Santiago Nundichi honra al Niño Jesús

El pasado fin de semana se llevó a cabo la fiesta patronal en Santiago Nundichi.

En el marco de la celebración del Niño Dulce Nombre de Jesús se realizaron actividades religiosas, culturales, de comercio, la mayordomía, el recibimiento de los peregrinos y una gran convivencia en honor al santo patrón.

Por primera vez una mujer asume el cargo de mayordoma

En entrevista, Juliana Martínez Peña, mayordoma 2016, indicó que la fiesta salió mejor de lo planeado “gracias al amor del Santo Patrón y la fe de su feligreses, vamos muy bien, creo que hemos cumplido, se sumaron los socios en diferente actividades, a quienes les agradecemos y a la autoridad también porque garantizó una vez más esta fiesta”.

La mayordomía se compone de 11 capitanes, que son los encargados de coordinarse para poder ponernse de acuerdo y recibir a los visitantes, quienes afortunadamente han incrementado, por ejemplo el sábado el guisado no alcanzó para quienes estuvieron, así lo dio a conocer la mayordoma, Juliana Martínez Peña.

“Es de mucha alegría recibir a tanta gente que venera al niñito Jesús, en esta ocasión la ración se terminó luego, son aproximadamente 10 ollas de comida las que se acostumbra realizar”, señaló la mayordoma 2016.

Sin que se les obligue muchas personas acostumbran llevar algo, ya sea refresco o lo que tengan, esta tradición se realiza cuando las personas saben que hay fiesta, es una iniciativa de la sociedad.

Para ser mayordomo

Este cargo es de voluntad, a nadie se le obliga a cumplirlo, se anotan las personas o en otros casos se hace mediante asamblea, ahí se hace la lista de los participantes y se les pregunta sus posibilidades, finalmente todos acceden porque saben que es para una imagen muy milagrosa.

Para el desarrollo de las actividades existe un edificio en la comunidad de Santiago Nundichi, que cuenta con los muebles y el espacio para colocar las bandas de música de viento y para que puedan bailar los grupos asistentes.

Cabe hacer mención que la maestra Juliana ha sido la primera mayordoma que ha tenido este lugar desde tiempo inmemorables, lo que hace especial esta fiesta 2016, la entrevistada resaltó que es una fiesta de compromiso, de unidad y mucho cariño.

Con cargo o sin cargo, todo el pueblo se suma a la fiesta del Santo Niño

Roberto Hernández, expresidente y quien se suma a esta fiesta, agradeció a la mayordoma, la cual dio gran realce a esta fiesta en honor al Niño Dulce Nombre de Jesús, “la profesora desde su representación en Bienes Comunales ha sido una gran líder, una gran persona caracterizada para la comunidad y hoy como mayordoma pone un ejemplo importante para las mujeres, las cuales se pueden desempeñar en cualquier cargo y en cualquier nivel”.

La convivencia de los pueblos Mixtecos

Justo al filo del mediodía los Moros de San Agustín Tlacotepec se hicieron presentes, los cuales resaltan en mucho esta festividad mostrando una hermandad entre los pueblos mixtecos; su capital Irineo Sánchez Hernández indicó que han sido más de 23 años, durante los que estos pueblos se han hermanado en sus fiestas.

“Lo hacemos porque agradecemos un año de bendiciones, por la fe y por esos lazos entre pueblos Mixtecos, con el compromiso alterno de poder heredar esta actividad a los jóvenes; incluso nuevas generaciones nos acompañan en la Danza de los Moros y la Conquista de México”, explicó.

También, la Banda Sinfónica de Tlaxiaco junto a su presidente municipal arribaron el pasado domingo para ofrecer un concierto con más de 30 niños en escena, los cuales por más de una hora ofrecieron su repertorio musical, ahí Alejandro Aparicio dijo que “esta Gueza es parte de la unidad que hay entre los pueblos, hay un compromiso de sumarse a los festejos y engrandecer la fiesta que hoy venera al Santo Niño de Atocha o Niño de Nundichi.”

Comer, sinónimo de compartir

10 ollas de comida de 100 litros cada una, fueron insuficientes para atender a los católicos que llegaron a la veneración del Niño Dulce Nombre de Jesús, la fe se ha mantenido.

Este santuario conserva la tradicional mayordomía que se desarrolla por dos días, sábado y domingo, que en esta ocasión cayó en las fechas 16 y 17 de enero.

La tradición es que cada que se guisa una comida se ofrenda en la capilla que hay en este lugar, ahí está la imagen venerada del niño Jesús, se hace un rosario con todos los capitanes y el mayordomo, se pide que todo salga bien y se depositan los platos de guisado en el altar, esta acción se hace por cada comida, que en total son dos veces al día durante los dos días de la celebración.

Por su parte, el presidente municipal, Herminio Reyes Miguel, dio a conocer que hay más de 70 personas que brindan los servicios necesarios en esta fiesta, “son los encargados de la circulación de los vehículos, en la iglesia, en los puestos, en general en múltiples actividades”.

Además los diversos grupos de ayuda que hay, se coordinan para que la festividad salga bien, por ejemplo los de la Comisión Nacional de Emergencia, que brindan los primeros auxilios, trabajan con otros grupos de ayuda de Tlaxiaco que cuidan los bosques durante el paso de los peregrinos para evitar basura e incendios, por lo que colocan recipientes en el camino a Nundichi.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password