Artistas de Magdalena Apasco, los maestros de la Cantera | Dónde Ir

Artistas de Magdalena Apasco, los maestros de la Cantera

Los escultores oaxaqueños buscan conservar los métodos tradicionales con los que elaboran piezas pétreas de la más fina calidad

FOTOS/ADRIÁN GAYTÁN

 

MAGDALENA APASCO.- Entre el marro y el buril, Nicolás Daniel Morales, pasa más de 8 horas del día labrando la vasta cantera que guardan las peñas de esta comunidad. A sus 65 años de edad, tiene las manos curtidas, como el yacimiento donde trabaja, convertido en cuna y tesoro para sus moradores.

A su lado trabaja una nueva generación representada por Miguel Pineda, quien a sus 26 años, concentra su fuerza en el aprovechamiento de este recurso natural que da sustento económico a la mitad de los habitantes del casco de la comunidad.


En Magdalena se sabe que la disputa de las minas de cantera, mármol y ónix, ha enfrentado a los habitantes y de eso, nadie quiere hablar mucho. La explotación de los dos últimos recursos naturales está detenida por la violencia que puede generar en la comunidad que se localiza en el Valle de Etla, reconocen los hombres que han estado involucrados en este tema.

La época del Porfiriato es referente para los ancianos del pueblo como el inicio del aprovechamiento de estos recursos naturales que acordonan los montes de la comunidad.

El regidor de Educación, Juan Zárate Jiménez, mencionó que en 1901, cuando el general Porfirio Díaz inició con exposiciones de obras de México en Paris Francia, donde se encuentran vestigios que hablan de la presencia de la cantera de Magdalena.

Incluso, algunas piezas extraídas de esta tierra oaxaqueña pueden formar parte de la belleza arquitectónica de Japón o China e incluso, Italia, Francia y Bélgica, con el mármol natural que dejaron de trabajar hace más de siete años.

“Nuestros antepasados en carretas se llevaban la piedra. Los espacios del zócalo de la Alameda tienen nuestro recurso natural”, dijo el integrante del ayuntamiento, quien recordó la participación de los habitantes de este pueblo en la restauración de los pisos de edificios emblemáticos de la capital del estado.

Del 21 al 30 de julio en Magdalena Apasco se lleva a cabo la expoferia de la Cantera 2017, en la explanada del Palacio Municipal, actividad que coincidirá con la fiesta patronal en honora a María Magdalena.

 

Maestros de la cantera

Conocida como tierra de los artistas de la piedra, en este pueblo hay 13 talleres donde se elaboran esculturas, fuentes, figuras, entre otras piezas extraídas de la imaginación de los labradores:

“Todo es de manera artesanal y ancestral”, defienden los dueños de estos espacios donde decenas de manos trabajan labrando y puliendo el material.

El Comisariado de Bienes Comunales de esta comunidad permite la explotación controlada de este recurso de las minas Las Pilas y La Peña Larga para los talleres de la población, sin la presencia de empresas extranjeras.

No se usa dinamita, sólo pólvora

 

El señor Daniel Nicolás, se secó el sudor de la frente para seguir con el marro para obtener la pieza de cantera amarilla que posteriormente decorará un espacio público o alguna casa. En menor cantidad es la explotación para la de tono verde y rosa.

“Es difícil sacar el material con las manos, a marro y las otras herramientas que usamos: todo es como nos enseñaron nuestros abuelos y así vamos enseñando a las nuevas generaciones”, informó.
Los hombres que están en las minas tardan varios días para obtener un metro cúbico el cual venden en mil 500 pesos aproximadamente y sirve para una obra regular que en el mercado llega a costar 15 mil pesos.

 


El método de separar la cantera en el yacimiento implica la utilización de pólvora. “La dinamita no la utilizamos porque nos llega a afectar el material y ya no serviría para las piezas que los talladores o quieres la trabajan buscan formar”, explicaron Nicolás y Miguel.

La forma en la que trabajan convierte sus jornadas en cansadas y pesadas; observan que no existe mucha difusión en lo que hacen y un abandono gubernamental en el apoyo que requieren para obtener sus herramientas de uso diario.

“Nuestra característica es que hacemos las cosas de manera tradicional, como antes, podemos decir que obtenemos una cantera de primera calidad y sin ninguna afectación”, expresaron.
Son trabajadores que dedican varios años a esta actividad propia de la comunidad rodeada por valles y verdes bosques, una distinción de la zona.
Mientras tanto, en los talleres, existen distintas figuras para los diversos gustos. En el caso de “Maestros de la Cantera”, el representante Patricio Santiago, explicó que están afinando una exposición para noviembre llamada “Danza y Muerte”, formada por 10 esculturas.

Este espacio, da una ocupación laboral a cinco personas, además, impulsa el arte por medio de las diversas expresiones.

En otro punto de la comunidad, está la familia de José Merlín Pérez, cuyos hijos le apostaron a este oficio para impulsar la actividad ancestral de la comunidad.

“Es de toda una vida el trabajo de la cantera. Es nuestro ombligo, en medio de este recurso nacimos y de ello vivimos”, dijo el responsable del espacio.

José Merlín García, de profesión arquitecto, está dedicado a impulsar la elaboración de las figuras de cantera y apoya el empleo para 17 personas.

En ambos casos, son grupos de personas dedicas a la maquila, cuadreo, labrado, pulido y acabado desde hace más de 30 años. Todos conocen el método de obtener el material y perfeccionar sus obras.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password