El Cocodrilario de Chacahua | Dónde Ir

El Cocodrilario de Chacahua

Con más de 200 ejemplares de diversos tamaños y edades, el turista puede conocer cocodrilos de río, pantano y caimanes

El cocodrilario se encuentra dentro del Parque Nacional Lagunas de Chacahua. Fue fundado en 1969 como un centro experimental de aves y de plantas. En ese año estuvo a cargo de la Secretaría de Ganadería y Agricultura, después perteneció a la SARH, Sedesol y actualmente depende directamente de la dirección general de vida silvestre de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

De 1969 al 2004 se llamó “Centro para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre Chacahua” y a partir de septiembre de 2004 adquiere su nombre oficial y actualmente se llama Centro para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre David Montes Cuevas, mejor conocido como El Cocodrilario de Chacahua.

LOS EJEMPLARES

El centro tiene actualmente 214 ejemplares de cocodrilos de las especies cocodrilo de río, cocodrilo de pantano y caimán. El Centro de Conservación de Chacahua en 1974 recibió cocodrilos de pantano (cocodrylus moreletii) procedentes del estado de Veracruz.

Por ciertas circunstancias, el cocodrilo de pantano escapó y se reprodujo en la laguna, lo que para los investigadores causó sorpresa pues no consideraban su supervivencia fuera del criadero. Desde esa fecha el cocodrilo de pantano, introducido, puede competir por alimento y hábitat diferente al de su naturaleza con el reptil nativo de la zona, el cocodrilo de río (Cocodrylus acutus).

El centro de conservación los agrupa por tamaño dividiéndolos en siete piletas, una de éstas la destinan exclusivamente a la recuperación de réptiles maltratados o heridos y su estancia es permanente, mientras que los otros son liberados luego de un tiempo, a unos 8 o 10 km fuera de la laguna, lejos de pobladores y pescadores.

 

En la actualidad el equipo de voluntarios del Parque Nacional Lagunas de Chacahua colabora con los investigadores del cocodrilario para realizar capturas de Cocodrylus moreletii y registran el control de Cocodrylus acutus, principalmente para implementar medidas que contribuyan con la preservación de la especie exótica.

EL RECORRIDO

El acceso al cocodrilario es gratuito, sólo se otorga una cooperación voluntaria para quien guie el recorrido. El espacio se encuentra seccionado de acuerdo con la edad de los reptiles.

La explicación en algunas ocasiones la dan algunos niños de entre 8 y 10 años, de la comunidad que gustan de guiar a los visitantes y relatarles de las bondades de Chacahua.

Johan Mariche es un niño afromexicano que participa como voluntario en sus vacaciones y ratos libres. Con tan sólo 12 años de edad sabe todo sobre estos animales. “El dato estimado de la población de cocodrilos, en el 2008, fue de 342 reptiles; su tamaño máximo es de 2.71 metros en hembras y 3.28 metros en machos”, señala.

 

El pequeño guía de turistas explica que los cocodrilos de la zona incuban entre 20 y 60 huevos por camada, pero muy pocos logran sobrevivir, principalmente porque son presa fácil de muchos depredadores incluso de su misma especie.

“A pesar de que los cocodrilos son casi siempre silenciosos, pueden hacer gruñidos y llamadas de socorro. Se cree que tienen más de 20 sonidos que utilizan para comunicarse con su especie”, explica durante el recorrido.

 

Johan Mariche no le teme a estos animales, incluso se dejó fotografiar junto con sus compañeras con algunos reptiles de menor edad sobre la palma de la mano, obviamente con la supervisión de la persona en turno al frente del cocodrilario.

Nuestro guía señaló que aquí se puede conocer cómo se reproducen, qué comen y su ecosistema. En esta laguna hay muchos cocodrilos en libertad, y es fascinante verlos así. En este cocodrilario los cuidan y estudian, y eso ayuda a que se preserve la especie en la zona.

Aquí podrán conocer el trabajo de conservación que se hace para proteger a estos animales; además encontrarán cocodrilos que van desde los 15 cm hasta los 5 metros de largo, con un poco más de tiempo también se puede acompañar en los monitoreos que son recorridos nocturnos por la laguna para identificar las zonas que habitan en plena vida libre.

SOBRE LOS COCODRILOS

Los cocodrilos son animales carnívoros que se alimentan, cuando son jóvenes, de peces pequeños, ranas, caracoles, cangrejos e insectos. Los más grandes comen peces, ranas, reptiles, aves, carroña, y diferentes tipos de mamíferos que llegan al agua. Son oportunistas, por lo que consumen lo que puedan encontrar.

Los cocodrilos son impredecibles, puede ser que se muevan lentamente o que simplemente esté observando en los alrededores, entonces, sin previo aviso, abrirá sus mandíbulas y atacará. A menudo se confunden con los caimanes, y, a pesar de que pertenecen a la misma categoría, son dos tipos diferentes de animales.

 

El cocodrilario también pertenece a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP). Dicho centro reciben a voluntarios, y los capacita con la finalidad de promover la protección, conservación y recuperación de las poblaciones de cocodrilos y de los hábitats de los cuales dependen.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password