Virgen de Juquila, de las celebraciones religiosas más importantes del país | Fiestas y tradiciones

Virgen de Juquila, de las celebraciones religiosas más importantes del país

A su santuario, en la comunidad chatina, arriban a venerarla miles de feligreses al año

La Virgen de Juquila es considerada como la tercera imagen más venerada en México, solo después de la Virgen de Guadalupe y de la virgen de San Juan de los Lagos, en Zapopan Jalisco.

A su santuario, en la comunidad chatina, arriban a venerarla miles de feligreses al año, pero principalmente se concentran a pedirle favores en su fiesta anual que es el 8 de diciembre.

La historia de la virgen se remonta al siglo XVI, cuando el religioso dominico Fray Jordán de Santa Catarina, llevaba la imagen en los recorridos de sus misiones y al morir la entregó a un nativo.

A sus pies llegan turistas y católicos provenientes de Puebla, Veracruz, Ciudad de México, Tlaxcala y Centroamérica, quienes hacen largos viajes para cumplir con su cita en Santa Catarina, Juquila.

En 2014, con la representación del Papa, el nuncio apostólico, Christhoper Pierre, coronó a la Virgen, llamando a su Santuario de la “Reconciliación y Paz”, y el arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera, José Luis Chávez Botello, ha tomado de referencia este templo para llamar al bien común.

El rector del Santuario, Jacinto López Montaño, estimó que para este 8 de diciembre, acudan unos 8 mil creyentes, quienes antes de llegar a la comunidad pasan por el paraje de El Pedimento, lugar que ha sido de la discordia de grupos políticos de Juquila.

Aunque está en tranquilidad el tema, la posesión de las limosnas sigue en la incertidumbre y una representación del pueblo, es quien administra el dinero que dejan los feligreses en su paso en este lugar.

El compromiso que han hecho es que lo recaudado será invertido en mejoras del camino, de ofrecer mayores comodidades a los peregrinos.

De la entidad oaxaqueña, acuden personas, mayormente de los distritos de Zimatlán, Etla, Ocotlán, Zaachila, Tlacolula, así como de las regiones de la Mixteca, Costa, Istmo, entre otros.

Poco m    ás de 30 centímetros mide la imagen

La Inmaculada de Juquila, es una imagen de poco más de 30 centímetros, porta una  corona, aureola, cabellera, vestido con todo dorado, base de madera y manto de tela, además tiene el mundo y la serpiente.

Este viernes estará de fiesta la comunidad y la gente que cuida y recibe a los peregrinos que por centenares llegan para esta fiesta.

El 7 de octubre pasado cumplió tres años la Coronación Pontificia, hecho que vino a ensalzar la importancia del santuario.

Para su cumpleaños, los grupos de liturgia realizan durante la semana el novenario en honor a la imagen católica, cuyos meses de mayor visita son noviembre, diciembre y enero.

Llegan alrededor de 6 mil peregrinaciones durante 12 meses, manteniéndose en la fe de los oaxaqueños y de personas de otros lados.

Se intensifican las peregrinaciones en diciembre

A finales de noviembre y con el inicio de diciembre, cientos de peregrinaciones atraviesan la ciudad, provenientes de diversos puntos del país, principalmente de Chiapas y Puebla. Existen grupos de familias, amigos o vecinos, que llevan más de una década acudiendo año con año a Juquila, con el fin de refrendar sus votos religiosos.

Camiones adornados con flores vivas o de plástico lucen su esplendor en las caravanas motorizadas, en medio llevan, siempre la imagen de la virgen.

Otros grupos optan por conducirse por medio de caravanas de motociclistas que parten desde sus comunidades de origen varios días antes de la festividad, para llegar con tiempo al pueblo que se ubica a más de 7 horas de la ciudad.

También hay quienes se van a pie, organizan el camino para cruzar ríos, montañas, en medio del calor y el frío, para ver a la milagrosa, como la consideran.

De regreso, algunas personas traen consigo la imagen para obsequiar a sus seres queridos, adquieren pan del pueblo chatino y jamoncillos, hecho de panela y coco, entre otros dulces característicos de la fiesta

En tanto, en el operativo de seguridad en la comunidad, serán unos 70 efectivos, entre elementos de la Policía Estatal y Municipal, los que integrarán la vigilancia dirigida a los peregrinos.

También dispondrán de elementos de Protección Civil, así como el Cuerpo de Bomberos y otras instancias de auxilio ante cualquier eventualidad en esta actividad religiosa.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password