Rituales de devoción, cultura comunitaria ancestral de la Mixteca de Oaxaca | Fiestas y tradiciones

Rituales de devoción, cultura comunitaria ancestral de la Mixteca de Oaxaca

Son ocasiones para unir lazos de amistad y convivencia

Las festividades religiosas en cada comunidad de la Mixteca, son tradiciones que se han transmitido de generación en generación y que los habitantes creyentes de la misma fe, se unen para realizar los diversos rituales como preparativos para la realización de la fiesta grande, unidos por su devoción en el ser considerado como celestial.

Una de las tradiciones es la labranza de cirios, todo un ritual realizado solo por hombres quienes se reúnen en torno a la elaboración de las velas que utilizan en la fiesta grande, el mero día cuando la mayoría de la población se reúne en procesión para acompañar a la imagen de su devoción y agradecer los favores que hayan recibido.

La labranza es motivo de convivencia, muchos hombres, dirigidos por quien lleva la dirección de la elaboración de las velas o por el mayordomo de la comunidad, portan cada uno su hilo o pabilo y van pasando uno a uno para que lo que será la mecha sea bañado por quien sabe hacer el cirio, hasta lograr obtener el grosor deseado un estándar, que solo la experiencia de años les ha dado.

Durante esta práctica, los hombres conviven, platican, ríen, y se olvidan de sus problemas cotidianos, solo unidos por la fe que los ha congregado, mientras las mujeres preparan la comida, como sucede en Vista Hermosa, agencia de Huajuapan de León, según comparte Fidelina Oropeza Cruz, mayordoma de la comunidad.

Señala que la labranza de cirios la realizan durante este mes de diciembre, iniciando sus actividades desde las cinco de la mañana y al término de esta actividad, se ofrece a los participantes un platillo elaborado con carne de chivo, lo cual ya es una tradición ancestral.

Comparte que su fiesta religiosa comunitaria es del 09 al 12 de enero, en honor a la Virgen de Guadalupe, pero para llegar a estas fechas, la preparación es desde un año antes, cuando en una asamblea comunitaria se eligen hasta 11 mayordomos quienes serán los encargados de realizar la fiesta.

Oropeza Cruz comenta que si no se juntan en asamblea el número de mayordomos, los primeros nombrados inician el recorrido de casa por casa para hacer labor de convencimiento hasta completar los 11 que se requieren por regla.

Entre las primeras actividades de los mayordomos, está la búsqueda de los diputados, quienes son las personas que apoyarán económicamente para la fiesta, por eso buscan entre 150 y 170 personas quienes cada uno deben cooperar con un chivo, 300 pesos y tres maquilas de maíz.

Su forma peculiar de organizarse, es una de las características de los pueblos originarios, sin embargo para lograr la festividad, también participan los paisanos radicados en los Estados Unidos, como una forma de regresar los favores que la imagen en la que depositan si fe, les ha otorgado.

La integrante de la mayordomía, quien comparte responsabilidades con Luz Elena Salazar Salazar, Leticia Ramírez Salazar, Amparo Ramírez Montes, Faustino Ramírez Salazar, Nancy Salar Salazar, Omar Oropeza Vásquez, Fabiola Salazar Oropeza, entre otros, son los encargados de recibir desde el 09 de enero las hermandades que llegan de otras comunidades como Zapotitlán Palmas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password