Caminan al santuario de Santiago Nundichi, Oaxaca | Fiestas y tradiciones

Caminan al santuario de Santiago Nundichi, Oaxaca

Cada fin de semana se reciben a más de 50 mil personas, quienes llegan a este santuario

Los feligreses regresaron a los tiempos de antes en el que todos caminaban al santuario de Santiago Nundichi, Tlaxiaco. En esta ocasión ríos de personas subieron al cerro, caminaron veredas, empedrados, bajadas y entre el bosque; más de dos horas de caminata hasta llegar a la adoración del niño dulce nombre de Jesús.


Se gana dos cosas, buena salud al hacer ejercicio entre subidas y bajadas del bosque y la fe que uno deposita al niñito dulce nombre de Jesús. Son más de 10 años de manera continúan venimos a la adoración, dio a conocer Lidia Aguilar.

Recuerda que antes la gente caminaba desde sus comunidades por uno o dos días para llegar al santuario del niño; hoy la comunidad creyente ha tomado el camino y las veredas para irse caminando, es de buena salud, lo que pasa es que hoy en día están siendo más consientes ante las enfermedades y encuentran como buena opción hacer ejercicio.

CAMINATA COMO PENITENCIA Y EJERCICIO

Cirino Castro Morales, otra de las personas que camina por más de 10 años, da a conocer, que es su fe hacerlo, se siente bien, va a la adoración hasta llegar a la iglesia después de más de dos horas de camino, es una costumbre que le enseñaron sus padres, él lo sigue haciendo y ha involucrado al resto de sus familiares.

Tiene familiares que radican en la Ciudad de México y ellos especialmente vienen a la adoración, así como hay otras personas que llegan de manera organizada en autobuses; otros, con casas de campaña se hospedan entre el bosque, así es la fe de quienes aún conservan esta gran tradición.

La gente mientras va caminando hace penitencia, es un sacrificio que libera el alma, muchos lo hacen con ese fin; otros van a admirar esta costumbre y hay quienes suben y bajan el cerro haciendo ejercicio, una buena forma de estar saludables, pero finalmente el objetivo principal es la visita al niño dulce nombre de Jesús.

SE REALIZA EN COMPLETO ORDEN

 

Floriberto Cruz López, encargado de la iglesia, da a conocer que las personas de manera ordenada llegan hasta la iglesia, hacen filas y pasan a visitar esta imagen católica. Todos deben pasar, las veladoras se colocan en la capilla, las flores por igual, desde luego que éstas sí se colocan por un rato a la imagen, pero ante la saturación se cambian.

Todo este orden que se hace desde la iglesia es con el fin de evitar los accidentes y facilitar la llegada de miles de personas que visitan la imagen, son dos fines de semana que la feligresía, sábados y domingos, muchos caminando, eso es algo extraordinario, ya que en años anteriores había mucha saturación e invasión por parte de las unidades de transporte que usaban los feligreses; ahora ellos prefieren caminar.

Antolina López Martínez, presidenta municipal, dio a conocer que esta es una comunidad que durante todo el día está inundada por muchas personas que llegan desde todos lados, Veracruz, la Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala y desde luego de todas las comunidades de la región Mixteca.

SE CONSERVA LA MAYORDOMÍA

Este santuario no pierde sus tradiciones, conserva la mayordomía que es un cargo fundamental, es una acción en gracia al niñito que ante sus milagros está activo, se asume de manera responsable, es una forma de convivir, ya que detrás de ella hay muchos sacrificios, son ellos los que se encargan de dar alimentación a los que llegan, a los que se integran. Pero además es de mucha costumbre, ya que es toda una ceremonia su entrega y recibimiento.

Roberto Hernández Chávez, integrante de la comisión organizadora y ex presidente municipal, dio a conocer que cada fin de semana más de 50 mil personas llegan a este santuario, todos guiados por los milagros del niño dulce nombre de Jesús. Son cuatro días en los dos fines de semana, pero durante todo el año llegan personas a la iglesia, degustan de los alimentos y de una manera los que están en la comunidad logran la subsistencia económica.

Hay organización para recibir a la multitud; por un lado, quienes se encargan de la seguridad, quienes ordenan el tránsito, el mercado, la iglesia, los caminos y las atenciones de primeros auxilios, además la mayordomía que es una cargo especial que se asume con muchas personas que dan sus tequios para sacar adelante el trabajo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password