Charros mexicanos: identidad del carnaval de Santo Tomás Ocotepec, Oaxaca | Fiestas y tradiciones

Charros mexicanos: identidad del carnaval de Santo Tomás Ocotepec, Oaxaca

El fervor del carnaval repunta el martes 13 de febrero, desde las 15:00 horas, cuando las poblaciones se unen en el centro del municipio

La fiesta de carnaval inicia con el recorrido de 12 comunidades sonando sus cascabeles, para despertar la fertilidad de la tierra e inicio de las siembras. Además es una forma de convivencia del municipio de Santo Tomás Ocotepec, Tlaxiaco.

Después de esta organización en cada una de las localidades, el fervor del carnaval repunta el martes 13 de febrero, desde las 15:00 horas, es cuando las poblaciones se unen en el centro del municipio de Santo Tomás Ocotepec y cada una de las comunidades llegan a sumar más de 3 mil participantes disfrazados de charros mexicanos.

USOS Y COSTUMBRES

Es de usos y costumbres esta festividad, se da en las 12 localidades. En cada una de ellas se nombran a los capitanes o mayordomo, este es el que prevé la organización de cada uno de los contingentes, ya que participan de forma grupal, se vigila que ellos lleven la uniformidad en los trajes adecuados.
Da la alimentación durante los tres días que se acostumbra de carnaval, domingo, lunes y martes, comida tres veces al día, pero también el recalentado para el miércoles, ya que en este día se nombran en asamblea a los nuevos capitanes y mayordomos.

Todas las partes organizativas y logísticas están listas en cada uno de los 12 pueblos que tiene el municipio. Bailan con la muisca de cuerdas, guitarra y violín, esta es una de las primeras actividades en cada una de estas localidades, dio a conocer, Guadalupe Adela Santiago Bautista, regidora de educación de San Tomás Ocotepec, Tlaxiaco.

CHARRO MEXICANO

Dijo que esta celebración es de mucho orgullo, ya que es de mucha organización. Su identidad son los charros mexicanos que visten con sarapes, botas o huaraches, calzoncillo y camisas coloridas de satín, además de los cascabeles.

En lo que se refiere a las máscaras, estas deben ser de piel, con barbas, de colores llamativos y elaboradas por un artesano distinguido, como lo es el señor Tranquilino Avendaño.

Él las realiza en su pequeño taller; es una herencia que tiene más de 100 años. Las elabora de acuerdo con los materiales de la región, aunque hoy en día ya compra la piel de res en otras partes, pues en la región es baja la producción del ganado.

En lo que se refiere al traje, este se manda a elaborar con una costurera de nombre, Amalia Cruz, originaria de Santo Tomás Ocotepec, aunque en tiempos anteriores había varias costureras. Hoy en día algunos trajes ya los fabrican de manera extraordinaria en la Ciudad de México; sin embargo, éste no ha perdido su originalidad.

Para que una persona se vista como charro mexicano gasta entre 3 mil y 5 mil pesos en total. Por ejemplo, la máscara de piel sin barba cuesta 600 pesos; además de los cascabeles que un solo racimo vale mil pesos.

SOBRE LOS CAPITANES

Los capitanes se nombran en asamblea, una vez culminada la fiesta o en el mes de agosto. Éstos tienen 11 meses para organizarse, desde la comida hasta tener listos a sus contingentes que van a ir a participar en los tres días de fiesta y cierra con la magna concentración en el centro del municipio, donde más de 3 mil disfrazados hacen sonar sus cascabeles; además de la música alegre que se acostumbra en la región.

Se dice en la comunidad que el sonar de los cascabeles que portan los disfrazados es para despertar la fertilidad de la tierra e inicio de las siembras. Con ello se esperan buenas cosechas y es una forma de hacer los sonidos cuando se baila o camina.

Laurentino García Rodríguez, regidor de deportes, dijo que ya están listos en este carnaval. Los capitanes que son los representantes de cada comunidad han iniciado desde el primero de enero y toma importancia por tres días seguidos. Es un juego de mucha diversión, aparte de ello destaca por su valor histórico, une a muchas familias y respetan esta tradición que finalmente los une.

Ángel Avendaño Cortez, capitán de la comunidad de Plan de Alemán, dijo que es unidad de todas las familias. Las personas que van a participar en esta tradición, ya tienen sus trajes y por esta ocasión se prevé la participación de 356 disfrazados. Ellos compran sus trajes y se unen al contingente, participan en todo, no dejan a uno solo, ellos preguntan que hace falta y en que ayudan, así es la costumbre que no muere para estos poblados alejados de la Mixteca de Oaxaca.

José Santiago Martínez, capitán de la comunidad de Miguel Hidalgo, comentó que esta es una fiesta muy importante para este municipio y sus localidades, dentro de los preparativos están 250 personas que portarán el galante traje de charro mexicano, en este ámbito son estrictos para que no se rompan con las reglas de este juego.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password