Oaxaca y sus ruinas con los brazos abiertos | Dónde Ir

Oaxaca y sus ruinas con los brazos abiertos

Ven a disfrutar de las artesanías, el mezcal, la gastronomía y los textiles

Oaxaca es referente mundial en turismo y representa un viaje a la historia, dado que cuenta con zonas arqueológicas como Monte Albán, Mitla y Yagúl, a la par de que el visitante puede disfrutas de sus playas o de las diversas rutas mágicas.

Y es que la Ciudad de Oaxaca es considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad, con 20 templos y antiguos conventos, 14 museos de arte contemporáneo y sus “Pueblos Mágicos”, de gran atracción para los visitantes en la temporada de verano.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo del Estado, los prestadores de servicios turísticos se encuentran listos para brindar la mejor atención a propios y extraños, en el marco de las festividades de la Guelaguetza.

E invitaron a disfrutar de las siguientes rutas: Ruta Mágica de las Artesanías, Ruta Sierra Juárez, Ruta de la Mixteca, Ruta Caminos del Mezcal, Ruta de la Costa Oaxaqueña, Ruta del Istmo, Ruta del Café Pluma, Ruta de la Reserva de la Biósfera, Ruta de la Fe Juquila y Ruta de la Chinantla.

Sostiene que la magia especial que emana el estado de Oaxaca atrae la atención de viajeros de México y de todo el mundo.

Exponen que se puede disfrutar de su vibrante artesanía, sus artistas plásticos de vanguardia, sus coloridas fiestas y su espectacular gastronomía hacen de Oaxaca un lugar sumamente atractivo.

En el centro del estado se encuentra la Ciudad de Oaxaca, una fascinante y hospitalaria capital, en cuyo entorno se ubican diversas poblaciones, cada una con una personalidad y una tradición artesanal propia, acompañadas de sus respectivas costumbres, fiestas y platillos gastronómicos.

La Ruta Mágica de las Artesanías invita a conocer parte de los trabajos manuales de este inmenso estado.

Ya que, el lugar especial que ocupa Oaxaca en México y el mundo, se debe en gran medida a las incontables y magníficas manos de los artesanos, que con gran sensibilidad y creatividad plasman minuciosamente sus sueños, ilusiones, aspiraciones y necesidades espirituales, en piezas de barro, madera, metal, piedra, hiloseda o algodón.

Las artesanías se pueden disfrutar lo mismo en San Bartolo Coyotepec, con su barro negro, como en Arrasola Xoxo con los alebrijes y su mundo mágico colorido o Atzompa con sus figuras de barro.

Además de la magia de San Antonino Castillo Velasco con sus bordados; Ocotlán de Morelos con sus creaciones y gastronomía; la Villa de Tlacolula, San Ana del Valle y Mitla con su vasta creación artesanal, en donde las familias conservan los telares artesanales y que han sido heredados por varias generaciones.

A su vez, la particular magia del estado de Oaxaca, ésa que atrapa los corazones de viajeros nacionales y extranjeros, tiene que ver con el misterio y las tradiciones que le han legado a través de los siglos, los numerosos pueblos originarios que habitan en él.

En la ruta del Mezcal, el recorrido permite descubrir las tradiciones que envuelven a la bebida que desde tiempos prehispánicos, como demuestran hallazgos recientes de hornos de tierra con vasijas de barro e indicios de material orgánico de maguey, complementa las deliciosas bebidas de la región.

Los pueblos productores de la bebida espirituosa que conservan las técnicas ancestrales como Matatlán, lugar de los productores de mezcal más importantes del estado. Hay un gran número de fábricas y expendios de mezcal, es conocido como la “Capital Mundial del Mezcal”.

Además se puede visitar el templo de Santiago Apóstol, erigido en el siglo XVII, el cual cuenta con barda y cruz atriales, portón principal y dos torres con campanario.

Al norte de la cabecera municipal, se localiza una zona arqueológica que aún no ha sido explorada. Aquí se lleva a cabo la Feria Anual del Mezcal.

Por otra parte, Tlacolula posee una de las capillas más hermosas de Oaxaca. La Iglesia de “Nuestra Señora de La Asunción”, con un original estilo barroco, fue construida en el siglo XVI.

Es también famoso su mercado de los domingos, con una atmósfera casi ritual y mística. Tlacolula tiene fama también por su excelente pan, su exquisito mezcal y su sabrosa barbacoa.

En Yautepe además de saborear el mezcal de la región, también se pueden adquirir algunos de sus bellos textiles, la cerámica de arcilla o las diversas artesanías de palma.

Sola de Vega, también famoso por su mezcal, pueden adquirirse huipiles y diferentes piezas de alfarería.

Ocotlán es un poblado en el que se ubica el Templo y Ex-convento de Santo Domingo de Guzmán, su fachada esta ornamentada con decoración vegetal.

En el interior destaca la capilla del señor de la Sacristía, decorada con detalles neoclásicos. Otros atractivos son el edificio del Ayuntamiento construido en 1913 y un museo de la comunidad, ubicado en el antiguo convento de los dominicos.

Por su parte, Ejutla cuenta con monumentos importantes, entre los que se encuentra el Templo de Santa María de la Natividad, con retablos de oro e imágenes en cuadros de alto valor, así como las pinturas que se localizan en todo el interior del templo.
También se pueden visitar los portales que rodean el centro de la ciudad.

Miahuatlán, aquí se puede visitar el templo parroquial, La Pilastra, el Palacio Municipal, la Zona Arqueológica, la Loma del Yoolveo, la Loma de los Nogales, la Loma de Matadero y el Jardín Central.

Otros lugares que tienen que conocer con relación a los Pueblos Mágicos, en donde se aguardan sitios emblemáticos del estado, con enorme potencial turístico, son; Capulálpam de Méndez, Huautla de Jiménez, Mazunte, Villa de Mitla y San Pedro y San Pedro Teposcolula. Comunidades que están listas para recibir a los paseantes y así incentivar el desarrollo de sus comunidades.

Oaxaca tiene cinco de los 111 Pueblos Mágicos existentes en el país, catalogados así, por ser localidades que a través del tiempo y ante la modernidad, han conservado su valor y herencia históricocultural, que la manifiestan a través de su irremplazable patrimonio tangible e intangible.

El estado espera para la presente temporada de Guelaguetza, una afluencia de más de 114 mil visitantes durante este mes de julio, lo que implica un incremento del 4% en comparación del 2017, una derrama económica de más de 308 millones de pesos y una ocupación hotelera hasta el momento del 80%.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password