Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca | Gastronomía

Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca

Priscila Ruíz García, fundadora de la fonda Florecita, heredó el legado gastronómico a sus familiares, el cual vive desde 1963.

  • Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca
  • Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca
  • Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca
  • Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca
  • Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca
  • Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca
  • Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca
  • Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca
  • Fonda Florecita: 45 años de tradición gastronómica en Oaxaca

La fonda inició en 1963 cuando se encontraba en la explanada de la Iglesia de la Merced, con una mesa, un anafre y un comal, donde preparaban empanadas y memelas.

Con el paso del tiempo, en el año de 1973 el mercado se trasladó a donde se encuentra actualmente, entre las calles Morelos y Murguía en el Centro de la capital oaxaqueña, y fue nombrado “La Merced”. Al trasladarse al nuevo mercado, la fonda amplió su menú ofreciendo platillos tradicionales como enchiladas, entomatadas, enfrijoladas y tlayudas.

Después de 55 años, la fonda Florecita se ha caracterizado no sólo por su gastronomía, sino por el “muro de los autógrafos” como se conoce, y es que grandes artistas han visitado la fonda y han dejado su firma en una de las paredes. Las primeras personalidades en firmar este muro fueron Óscar Cadena y Enrique Rocha, de ahí muchas personalidades más han dejado su sello, como Bono, de la banda musical U2; el pintor Rodolfo Morales, Francisco Toledo, Toño de Valdez, Paty Chapoy, Susana Zavaleta, Teo Gonzales; y también extranjeros de varias partes del mundo han participado en estas firmas.

Actualmente es atendido por sus propietarios, quienes hablan acerca del platillo que más consumen los visitantes: la tlayuda. “La fonda Florecita tiene un estilo único para preparar tlayudas  (que no son dobladas), las extienden dejando a la vista todos los ingredientes, por lo que visitantes extranjeros han llamado a este platillo la “pizza oaxaqueña”.

Algo que caracteriza el sabor y la preparación de este lugar es que la materia prima para preparar los platillos es criolla, ya que acuden a los poblados más cercanos de la capital para adquirir verduras, especias y carne. Las recetas se han conservado por tres generaciones y provienen de Miahuatlán de Porfirio Díaz, toda una tradición en la comida oaxaqueña.

La fonda Florecita invita a la población y visitantes a que conozcan el estado y sus mercados, pero sobre todo, a que visiten este peculiar lugar al interior del Mercado de la Merced; en la zona del pan, en la fonda número 37. (SIN SUCURSALES).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password