Gastronomía oaxaqueña: patrimonio mundial inmaterial | Dónde Ir

Gastronomía oaxaqueña: patrimonio mundial inmaterial

Los visitantes nacionales y extranjeros también pueden degustar una amplia gama de productos, desde comida, carnes, panadería, abarrotes, así como frutas y legumbres.

  • Gastronomía oaxaqueña: patrimonio mundial inmaterial
  • Gastronomía oaxaqueña: patrimonio mundial inmaterial
  • Gastronomía oaxaqueña: patrimonio mundial inmaterial
  • Gastronomía oaxaqueña: patrimonio mundial inmaterial
  • Gastronomía oaxaqueña: patrimonio mundial inmaterial
  • Gastronomía oaxaqueña: patrimonio mundial inmaterial

La comida típica oaxaqueña es de las más representativas de México, denominada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Fue nombrada desde 2008 por el Congreso local, “Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado de Oaxaca”. Es parte de la expresión de nuestra identidad cultural milenaria y ancestral.

En sus diferentes mercados se pueden encontrar sitios llenos de magia, colores, sabores y aromas, que nos harán vivir una experiencia inolvidable.

Uno de ellos es el mercado 20 de Noviembre, con sus cocinas de humo (o pasillo de humo) donde se puede comprar tasajo, cecina enchilada, chorizo, cebollitas y asarlo todo en los anafres.

El ritual de la comida comienza cuando ponen en tus manos la canasta con la que harás el recorrido, para empezar un par de cebollitas y un chile de agua. Cada puesto cuenta con un asador de carbón donde el humo impregna el ambiente.

El tasajo se presta a ser desmenuzado con las manos, acompañado de guacamole y con agua de sabor o refrescos.

Una parada obligada para quienes buscan lugares tradicionales para comer en Oaxaca, como también lo es el mercado Benito Juárez, muy atractivo para quienes gustan de adquirir artesanías y objetos de arte popular.

Sobresalen la joyería, los textiles y la cerámica, cestería y jarciería, pero también comprar queso y quesillo, y adquirir una amplia variedad de frutas, verduras, flores, nieves y aguas frescas, huipiles, faldas, bordados, sedas, alebrijes; los pescaderos que ocupan todo una calle, los
fruteros y los vendedores de chapulines, que constituyen uno de los principales atractivos.

Al norte de la ciudad se encuentra el “Sánchez Pascuas”, un mercado típico de Oaxaca muy atractivo para quienes gustan de probar la tradicional comida y saborear las famosas empanadas de flor de calabaza y los tamales de chepil o de mole, acompañados con atole blanco. Así como la tradicional venta de tortillas blanda o tlayuda.

En el mercado Cuarto Centenario se puede saborear la diversa gastronomía del estado, ya que es posible encontrar queso y quesillo, variedad de puestos de frutas, verduras, flores, nieves y aguas frescas, huipiles, faldas, bordados, sedas y chapulines.

También se pueden degustar las entomatadas, enfrijoladas o enchiladas con pollo frito o tasajo asado; es un lugar tradicional para que las familias se reúnan para disfrutar de los elaborados guisos de sus cocineras.

Los visitantes nacionales y extranjeros también pueden acudir al mercado de La Merced, que ofrece una amplia gama de productos, desde comida, carnes, panadería, abarrotes, así como frutas y legumbres.

El Mercado de Abasto es el más grande, llamado también Margarita Maza de Juárez, recibiendo productos de todo el estado e incluso de otros puntos del país.

Tiene de todo, desde fondas donde se ofrecen guisados tradicionales hasta lugares donde expenden antojitos,y como empanadas, memelitas, tamales, molotes, quesadillas, tacos dorados y blandos. Y desde luego, lo relacionado con la alimentación, como verduras, maíz, chiles, chapulines, cacao, café, cacahuetes, pescado. También hamacas, carbón, copal, madera y hasta hierb

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password