Cocinera tradicional busca rescatar platillos ancestrales | Gastronomía

Cocinera tradicional busca rescatar platillos ancestrales

Carina Santiago asegura que trata de transmitir el sabor y sazón únicos en Teotitlán, donde los jóvenes se resisten a conservar la comida tradicional

Origina ria de Teotitlán del Valle, la cocinera tradicional, Carina Santiago, forma parte de una generación de mujeres de la población que busca rescatar los platillos ancestrales e inculcarlos en las nuevas generaciones, que ya no muestran interés por continuar las tradiciones. A 40 minutos de la capital oaxaqueña, Teotitlán del Valle, tierra de artesanos y cocineros, ofrece a visitantes nacionales y extranjeros una serie de platillos típicos y endémicos de la región, como el caldito teotiteco o los tamales envueltos en hoja de milpa.

 

 

La embajadora de Oaxaca en los tianguis turísticos, Carina Santiago, recuerda que tan solo con 10 años de edad, ella mostró interés por la cocina y empezaba a ayudar a su madre en la elaboración de alimentos en metate. De la tercera generación de cocineras en Teotitlán, conocido como la Tierra de los Dioses, la mujer que proviene de una familia de artesanos y de gran riqueza gastronómica, reconoció que la nueva generación de jóvenes ya no tiene interés en continuar con el rescate de los guisos ancestrales.

“Nuestros guisos pasan a la mesa como una gran experiencia gastronómica para quienes nos visitan”, expresa la mujer de origen zapoteca. A siete años de haber fundado un espacio donde ofrece sus platillos a los visitantes, propios y extraños de la entidad, Carina Santiago recuerda que la idea de abrir un restaurante inició por el paso de turistas que buscaban un lugar para comer y conocer nuevos sabores.

 

“Así surgió la idea de crear y compartir con la gente los platillos. Ofrecemos guisos endémicosy típicos de Teotitlán del Valle como son los tamales envueltos en hoja de milpa,mole de castilla, caldito teotiteco, empanadas de amarilloy quesadillas de flor; también el mole amarillo, almendrado y la Zegueza”.

Carina Santiago fue la única de siete hermanos que se interesó por la cocina de su madre, heredada por la bisabuela. Con lo aprendido de generación en generación, asegura que trata de transmitir el sabor y sazón únicos en Teotitlán del Valle, donde los jóvenes se resisten a continuar en el rescate de los platillos ancestrales.

“A la bisabuela le gustabacocinar y mi madre cuenta que hasta se llevaba su anafre al mercado para venderle a la gente”, recuerda Carina Santiago, que a los 16 años empezó a perfeccionar sus guisos con ayuda de su suegra, luego de que se casara a esa edad. “Hice la mezcla de dos sabores: la de mi madre y la de mi suegra”, señala la mujer reconocida en la población desde hace varios años.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password